Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL DEBATE DEL 'PLAN IBARRETXE'

Europa aprueba una subvención para las víctimas del terrorismo

El Parlamento Europeo va a aprobar hoy una nueva línea de gasto, por valor de un millón de euros, para ayudar a las víctimas del terrorismo y contribuir a la financiación de sus asociaciones. La eurodiputada socialista Rosa Díez, copatrocinadora de la medida aseguró que "es un hito que las democracias europeas asuman como propias a la víctimas del terrorismo". La enmienda al presupuesto de la UE será votada en presencia de unas 40 víctimas del terrorismo llegadas para la ocasión desde España.

El Parlamento Europeo se ha pronunciado repetidas veces a favor de las víctimas, ha empleado muchos minutos de silencio en su memoria y ha aprobado múltiples medidas antiterroristas, pero nunca había entrado en la ayuda financiera. Con la medida que hoy se aprueba, se dota a la Comisión de base jurídica para realizar posteriores intervenciones, según Gerardo Galeote, jefe del grupo español en Partido Popular Europeo.

Cristina Cuesta, en nombre del Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco, indicó que el millón de euros, con carácter experimental por un año a partir de enero, se destinará a suplir el "déficit de atención legal". "Tras más de 30 años, las víctimas desconocen la situación judicial, policial y penitenciaria de los asesinos y de los extorsionadores". También se quiere consolidar económicamente el asociacionismo de las víctimas.

Cumplir la 'euroorden'

En nombre del colectivo vasco y de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, su presidente, Luis Portero, leyó un comunicado: "Exigimos a los Estados miembros de la Unión Europea que cumplan y hagan cumplir todas las medidas que se han adoptado ya en lo relativo a la cooperación judicial y policial penal de la UE".

Portero expresó su satisfacción por la llamada euroorden, que permitirá entregar por la vía rápida a los acusados de actos terroristas refugiados en terceros países. Precisamente ayer, Umberto Bossi, el líder de la Liga Norte italiana, arrojó dudas sobre la entrada en vigor de la medida, prevista para enero, al manifestar que no estaba dispuesto a ratificarla en el Parlamento italiano.

Para la víctimas, lo más significativo de su viaje a Estrasburgo es dar una presencia de primer plano a su situación. "Es una suerte que podamos hablar con los eurodiputados. Antes no podíamos ni hablar como víctimas", decía María Jesús González con su hija Irene Villa, mutilada en un atentado en 1991.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de octubre de 2003