Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL DEBATE DEL 'PLAN IBARRETXE'

Los detenidos de la Operación Egunkaria reciben un homenaje

Varios cientos de personas asistieron ayer en el Parque Cultural Martín Ugalde, en Andoain (Guipúzcoa), a los actos de bienvenida y homenaje a los nueve detenidos en la operación contra varias empresas vinculadas al diario en euskera Egunkaria. Los nueve fueron puestos en libertad el martes con cargos, cinco con fianza y cuatro sin ella.

También fueron homenajeados los detenidos durante el cierre del rotativo, en febrero pasado, y se exigió la puesta en libertad de las tres personas relacionadas con el diario que siguen en prisión acusadas de pertenencia a ETA. Se trata de Xabier Alegría, Iñaki Uría y Xabier Oleaga.

Los últimos puestos en libertad recibieron como recuerdo una fotografía de la multitudinaria manifestación celebrada el pasado sábado en San Sebastián en apoyo del euskera y contra la operación policial que realizó la Guardia Civil.

El recibimiento congregó a dirigentes de la ilegalizada Batasuna, de Eusko Alkartasuna y de Izquierda Unida-Ezker Batua. También asistieron numerosos representantes de la cultura vasca, entre ellos los escritores Joan Mari Irigoien y Harkaitz Cano, el cantante del grupo Oskorri, Natxo de Felipe, o la bertsolari Maialen Lujanbio.

Solidaridad

El acto fue presentado por la periodista de ETB Maddalen Iriate e intervinieron el consejero de Egunkaria Joan Mari Torrealdai, el director del rotativo clausurado y del diario que le ha sustituido, Berria, Martxelo Otamendi, y Juan Mari Larrarte, directivo de Egunkaria arrestado en la última operación. En nombre de los detenidos, Larrarte agradeció las muestras de solidaridad recibidas durante los cinco días que pasaron incomunicados y exigió que "termine este drama".

La coordinadora Gesto por la Paz censuró ayer que determinados dirigentes políticos y cargos institucionales vascos duden del trato a los detenidos en las comisarías. Gesto hizo un llamamiento

a los partidos en general para que midan sus palabras porque es "un grave error" que cualquier orden judicial contra Egunkaria sea interpretada como "un ataque a la lengua vasca".

La coordinadora pidió también a "los órganos competentes" que "garanticen la presunción de inocencia de cualquier ciudadano" y que "no generen ningún tipo de alarma en la sociedad". En concreto, considera "inaceptable" que determinados políticos "insinúen que todas las personas que pidieron la liberación de estos detenidos sean simpatizantes del terrorismo".

La organización pacifista Gesto reiteró su posición contraria al cierre de un periódico como medida cautelar y pidió a los dirigentes políticos que "huyan del comentario irresponsable", porque "algunas de las declaraciones que hemos oído en los últimos días solo tienen un resultado, deteriorar la convivencia entre vascos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de octubre de 2003