Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Respeto

Banyeres de Mariola, Alicante

He visto en los informativos al portavoz del Gobierno central, Eduardo Zaplana, haciéndose el ofendido porque Rodríguez Zapatero no se puso "firmes" cuando desfiló la bandera de Estados Unidos el Día de la Hispanidad. Zaplana dijo que esta inacción del jefe de la oposición es una falta de respeto a los americanos y, por extensión, a los españoles.

Parece olvidado que, cuando Zaplana inmigró de Cartagena al País Valenciano y alcanzó la presidencia de la Generalitat, no hizo el más mínimo esfuerzo por aprender la lengua propia de los valencianos. Cuando Zaplana habla de "respeto" después de ignorar durante dos legislaturas nuestra lengua, el principal signo de identidad valenciano, parece que asistamos a los ejercicios de cinismo profesional. No creo que aprender valenciano sea tan difícil.

No sé si Zaplana conoce el respeto que profesa el delegado del Gobierno en el País Vasco al euskera. Su compañero de partido fue franco cuando afirmó, ante las cámaras de televisión, que no aprendía euskera "porque no le daba la gana".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de octubre de 2003