Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Salón de la Franquicia pide más control para garantizar la calidad

Array

El presidente del Salón Internacional de la Franquicia (Sif&Co.), Jaime de Ussia, defendió ayer la necesidad de que haya más control sobre las cadenas franquiciadoras. Citó los cuatro pilares de esta fórmula: marca, know how específico, formación y asistencia, y explicó que sobre estos dos últimos es sobre los que hay menos control de cumplimiento. De Ussia apostó por un control externo de la calidad de la fórmula.

Jaime de Ussia explicó, no obstante, que su petición no implica que el sistema de franquicia sea "inseguro", sino que hay que mejorar algunos aspectos de su desarrollo para convertirlo en "todavía más seguro". En esta línea el presidente del Salón de la Franquicia, que albergará Feria Valencia entre el 22 y el 25 de octubre, también recordó que el registro de franquicias no funciona como debería y que hay negocios que utilizan variedades de este sistema y que "no se presentan como tal". Por ello, pidió una norma que obligue a las distintas fórmulas de franquicia o asimiladas a registrarse. Un registro que permitiría conocer mejor la evolución del sector, cuyo crecimiento parece estabilizado pero que podría estar creciendo si se tienen en cuenta las "otras fórmulas" de asociacionismo de cadenas.

De Ussia presentó ayer el decimocuarto Salón de la Franquicia, que este año contará con 377 firmas en exposición, cifra similar a la del anterior, el 17% extranjeras (sobre todo italianas y portuguesas). El Salón valenciano contará con una mayor presencia, habitual, de los sectores de hostelería y moda. Crecen, sin embargo, las cadenas dedicadas al cuidado de la persona y la asistencia domiciliaria. El año pasado había en España 634 cadenas de franquicias con 38.500 establecimientos y 154.000 trabajadores. En la Comunidad Valenciana el número de franquicias alcanzó las 86 en 2002, según datos de la Asociación de Franquiciadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de octubre de 2003