Las ventas de juguetes sufren la fortaleza del euro y la crisis

El sector habla de "año atípico" por la caída exportadora del 7,8%

La debilidad de las principales economías europeas, donde el juguete español vende el 70%, y la fortaleza del euro, que ha perjudicado las ventas en el continente americano, donde se dirigen el 20% de las exportaciones, han reducido las ventas en el exterior en un 7,84% en el primer semestre. Los responsables de la feria del juguete, que ayer se presentó en Valencia, confiaron en una mejora de las cifras a finales de año.

La evolución del sector español del juguete afecta directamente a la Comunidad Valenciana, que concentra el 44% de las firmas jugueteras del país, el 81% de su empleo y el 62% de las exportaciones, según datos del Instituto Valenciano de Exportación (Ivex). El presidente de la Feria Internacional del Juguete (Feju), José María Castellano, recordó ayer, tras informar del retroceso exportador que este año sufre el sector (tras un 2002 en el que las exportaciones registraron un fuerte incremento), de la apuesta del certamen por atraer a compradores de Portugal, el principal mercado del juguete español junto con Francia ya que ambos absorben la mitad de las exportaciones.

Castellano recordó ayer que Feju intenta reflejar también las nuevas tendencias del sector. La feria, que albergará a alrededor de 85 expositores y se celebrará del 12 al 15 de febrero de 2004, dará entrada a los pequeños fabricantes. Castellano explicó ayer que hasta 1995 se produjo un paulatino descenso del número de fabricantes de juguetes. A partir de ese año se produjo un punto de inflexión con la aparición de nuevas firmas de pequeño tamaño que en su mayoría no supera la decena de trabajadores y que se especializan en un sólo artículo y subcontratan la producción. Esta evolución en cifras supone que la cifra de fabricantes de juguetes bajó desde los 305 de 1990 hasta los 180 en 1995. En 2001, sin embargo, esta cifra remontó hasta los 216 productores, que representaron un incremento del 6,4% sobre el ejercicio anterior.

Feju quiere reflejar la evolución del sector en su oferta, y en su próxima edición crea módulos de nueve metros cuadrados para que se instalen los pequeños fabricantes y las empresas de licencias, además del sector de regalo y los artesanos, que hasta la fecha no han participado en esta cita ferial.

Los responsables de Feju confían en consolidar el relanzamiento de este certamen, que en su edición de 2002 redujo hasta 57 el número de expositores como consecuencia de su integración en las Ferias del Niño junto a puericultura y moda infantil. La experiencia duró sólo una edición y este año, Feju volvió a unir sinergias con el certamen de la papelería (Dipa). El presidente de la feria del Juguete explicó, además, que como novedad han dado entrada en el comité organizador del certamen a los grupos de compradores. La intención es "aunar intereses".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS