Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy respalda a Camps frente a Zaplana en el PP valenciano

El candidato dice que ya ayudó a los populares en una crisis anterior

El candidato popular a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, respaldó ayer las políticas del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y recalcó que la fortaleza del partido en Valencia es obra de muchos, incluido él mismo. La visita de Rajoy como delfín de Aznar se produce tras varios meses de tensiones entre el Gobierno de Camps y la estructura autonómica del PP que preside Eduardo Zaplana.

La cohabitación entre Francisco Camps como presidente del Consell de la Generalitat y de Eduardo Zaplana como presidente del PP de la Comunidad Valenciana ha estado trufada de tensiones desde la toma de posesión del primero en junio pasado. Hasta el punto de que varios diputados afines a Zaplana llegaron a censurar, en una reunión del grupo parlamentario en las Cortes Valencianas, la actuación de algunos consejeros de Camps. Las críticas del partido han llevado al Consell a suavizar o aparcar alguna de sus iniciativas, como la de revisar alguno de los grandes proyectos heredados de Zaplana o impulsar el uso del valenciano en la Administración autonómica.

Rajoy intentó ayer suavizar las tensiones existentes en el PP de la Comunidad Valenciana, pero dejó claro que está dispuesto a respaldar las políticas del presidente de la Generalitat y a integrar a todos los que hasta ahora se han podido sentir poco partícipes de la gestión realizada por Zaplana al frente del PP autonómico. Rajoy inició sus actos en la comunidad con una entrevista a puerta cerrada con Camps, a quien prometió pleno respaldo si logra la presidencia del Gobierno. Posteriormente, paseó por el centro de Valencia con todo el Gobierno valenciano y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y el delegado del Gobierno, Juan Cotino, dos cargos próximos a Camps con los que Zaplana mantiene frías relaciones.

Esperando al ministro

Sin embargo, Rajoy esperó a que estuviese presente Eduardo Zaplana, quien acudió tras el Consejo de Ministros a una comida-mitin celebrada en Riba-roja del Turia (Valencia), para recordar que fue él quien, en 1990, como responsable nacional del PP, ayudó a salir a los populares de la Comunidad Valenciana de la situación de división y enfrentamiento en la que se encontraban. "Estoy orgulloso del PP en la Comunidad Valenciana, pero en mi fuero interno tengo la impresión de que algo he ayudado en su momento; después las cosas han ido muy bien y ahí están los resultados electorales", dijo Rajoy, que hizo mención explícita a que una de sus primeras alegrías políticas fue la obtención de la alcaldía de Valencia en 1991, cuando, en contra de buena parte del PP valenciano, apostó por Rita Barberá como candidata.

El secretario nacional del PP también afirmó: "En los últimos años hemos ganado todas las elecciones. Primero hemos tenido casi ocho años a Eduardo Zaplana de presidente de la Generalitat, después a José Luis Olivas [que no acudió al mitin y ahora a Paco Camps, pero la vida continua y ahora tenemos nuevos retos por delante". Luego Rajoy añadió que si es elegido presidente del Gobierno pondrá todo su empeño para continuar la obra llevada a cabo por Aznar y "quienes han presidido la Generalitat, especialmente quien ha estado muchos más años, Eduardo Zaplana, en la Comunidad Valenciana".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de octubre de 2003