Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy advierte a la patronal de que la UE a 25 exige más competencia

Reclama a los empresarios más inversión en I+D y les ofrece su ayuda si llega al Gobierno

Una forma de asumir que algo va mal consiste en defender como objetivo propio que hay que mejorarlo. Ésa es la forma que ha elegido el PP para aceptar que la competitividad de las empresas españolas, sobre todo de las pymes, es mejorable, y que lo que más falta es invertir en nuevas tecnologías, en innovación y desarrollo. El líder del PP, Mariano Rajoy, se lo recordó ayer a los empresarios. Les dijo que la Europa de la ampliación exigirá más competencia y ya no habrá tantas ayudas de Europa.

Rajoy se reunió ayer durante hora y media con la plana mayor de la patronal CEOE. Cada vicepresidente expuso sus reclamaciones: la inmigración irregular en la agricultura, los problemas de los autónomos, la inversión en nuevas tecnologías... Esto último fue lo que más destacó Rajoy. Recordó que la ampliación de la Unión Europea tendrá dos consecuencias inevitables: la positiva es que ofrece un amplísimo mercado para quienes sean capaces de competir en él, y la otra es que redistribuirá los fondos estructurales a favor de los países de la ampliación con una renta media inferior a la española. Es decir, Rajoy le dijo a la CEOE que habrá menos ayudas de la UE y que para beneficiarse de la ampliación habrá que competir por esos nuevos mercados.

La clave, y así lo recogerá el programa del PP, será la inversión en nuevas tecnologías y en innovación. Según el líder del PP, no se trata tanto de dar más ayudas públicas a esas inversiones como de "hacer pedagogía" para que las empresas, sobre todo las pymes, asuman que "deben hacer un esfuerzo de internacionalización" si quieren sobrevivir.

Rajoy ofreció a la patronal colaborar en esa apuesta por "mejorar la competitividad de las empresas españolas" por dos vías: le dijo a los empresarios que estudiará sus propuestas para la redacción del programa electoral del PP y, si llega al Gobierno, esa apuesta por la competitividad será uno de los ejes de su política económica. De hecho, será el único elemento nuevo de una política económica que girará sobre el déficit cero y, en lo posible, las bajadas de impuestos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de octubre de 2003