Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Teatre Lliure elimina a su orquesta de la programación

La Orquesta de Cámara del Teatre Lliure ha muerto. Ha muerto una filosofía y un estilo riguroso de interpretar y programar la música del siglo XX, que nació hace 18 años en el seno del Teatre Lliure y ha sido un referente ineludible en España en la difusión de la música contemporánea. El nombre de la orquesta ya no figura esta temporada en la programación del teatro. La marca Orquesta de Cámara Teatre Lliure, propiedad de la fundación que rige la institución teatral barcelonesa, seguirá utilizándose para cumplir los compromisos establecidos con anterioridad y el Lliure se reserva su uso en el futuro. "Si la orquestra reapareciera sería totalmente diferente a la que hemos conocido", asegura Àlex Rigora, director del teatro.

"El Teatre Lliure está en fase de transformación. Los directores de escena que trabajan en el teatro ya no son los mismos y en el aspecto musical también se está realizando una transformación con la voluntad de que los espectáculos musicales programados tengan un componente teatral", explica Àlex Rigola. "La elección de Carles Santos como compositor residente del Lliure tiene ese propósito. ¿Eso significa la desaparición de la orquestra? Pues, sí", añade.

"La Orquestra del Lliure se ha definido por un espíritu, por una manera de hacer música y de acercarse a ella y acercarla al público. Todo esto ha terminado", dice Josep Pons, director y fundador del conjunto junto al pianista Lluís Vidal y el flautista Jaume Cortadellas. Los tres coinciden en que el modelo no estaba agotado. "Eran muchos los programas y las ideas que han quedado en el baúl", asegura Cortadellas.

La Orquesta del Lliure hizo su presentación pública el 7 de noviembre de 1985, con un programa singular en aquel momento que, bajo el título Compositores alrededor de la República, reunía obras de Falla, Gerhard, Conrado del Campo y Gols. Su última actuación fue en mayo de 2003 en el estreno de la coproducción del Liceo y el Lliure de la ópera L'occasione fa il ladro, de Rossini. La ópera irá de gira esta temporada por Valladolid, Bilbao y Pamplona con la Orquesta del Lliure en el foso, pero sin la presencia de Pons, que dirigió el estreno, Vidal y Cortadellas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de septiembre de 2003