Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vázquez pide que se levanten las medidas cautelares

El abogado defensor de Dolores Vázquez, la única persona imputada en el asesinato de Rocío Wanninkhof hasta la detención de Tony Alexander King el pasado día 18, ha solicitado a la juez instructora del caso que levante las medidas cautelares contra su patrocinada. Esta petición no llegó ayer a la fiscalía, que no pudo informar sobre el asunto, lo que supondrá que Dolores Vázquez aún debe presentarse el lunes en los juzgados de Fuengirola para cumplir con su comparecencia semanal. Vázquez está en libertad bajo fianza de 30.000 euros y no puede salir de Málaga sin permiso judicial.

El pasado miércoles el fiscal jefe de la Audiencia de Málaga, Manuel Villén, ya se pronunció a favor de levantar las medidas cautelares antes de proceder al sobreseimiento de la causa contra Vázquez, toda vez que King asume la autoría del crimen en solitario y no hay vinculación alguna entre Dolores y el asesino confeso de Rocío Wanninkhof, de 19 años (el 9 de octubre de 1999) y Sonia Carabantes, de 17 (el pasado 14 de agosto). Por su parte, los padres de Sonia Carabantes han encargado a su abogado, José María Garzón, que prepare una demanda contra el Estado "si se comprueba que el Ministerio del Interior recibió información de la policía británica acerca de los antecedentes de Tony A. King y no fue comunicada a los cuerpos de seguridad". El abogado ha precisado que "se trataría de una demanda administrativa exigiendo responsabilidad patrimonial y funcionarial a los agentes y funcionarios implicados".

King se entrevistó ayer con un nuevo letrado, el tercero en seis días. Un abogado particular, que ha pedido la venia al de oficio, habló con el detenido durante cuatro horas. Tony fue asistido en Coín el pasado domingo por una abogada de oficio que renunció "por razones particulares". El miércoles le fue designado otro de oficio, que ahora desiste en favor del contratado por King.

Mientras, parece abrirse camino entre la fiscalía y los jueces la idea de no acumular las causas por las muertes de Wanninkhof y Carabantes en un solo proceso. Los dos magistrados, Gonzalo Alonso, de Coín, instructor del caso Carabantes, y María Jesús del Río, que instruye en Fuengirola el segundo caso Wanninkhof, van a seguir trabajando por separado las próximas dos o tres semanas. Después consultarán a la fiscalía, que también parece inclinarse por la idea de dos juicios distintos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de septiembre de 2003