Las inmobiliarias creen que el precio de la vivienda moderará su subida

Economía prevé el mantenimiento del "tono expansivo" en el sector

Los máximos responsables de los principales grupos inmobiliarios coincidieron ayer en que los precios de las viviendas seguirán subiendo de forma inevitable, aunque lo harán de manera más contenida que en los últimos años. Asimismo aseguraron que la llamada burbuja inmobiliaria no existe y que, por tanto, no hay riesgo de que estalle, salvo que ocurra una catástrofe de ámbito mundial. El Ministerio de Economía también prevé que el sector de la construcción mantenga el "tono expansivo" de los últimos meses.

El director general de Urbis, Fermín Molina, cree que los precios de la vivienda irán "aterrizando suavemente" hasta estabilizarse en incrementos que rondarán el 6% o el 7% anual y, "desde luego, nunca crecerán por debajo de la inflación prevista" para los próximos años, según manifestó en unas jornadas de analistas extranjeros.

El presidente de Metrovacesa, Joaquín Rivero, también mostró su convencimiento de que se mantendrán las alzas de precios, y tan sólo se produciría una bajada si los tipos de interés suben al menos dos puntos porcentuales, un incremento que "parece imposible".

El consejero delegado de Inmobiliaria Colonial, Juan José Bruguera, al igual que el resto de los participantes, defendió que lo único que puede ocurrir es que el ritmo de crecimiento de los precios se suavice y que, en lugar de vender medio millón de viviendas al año, se saquen al mercado entre 360.000 y 370.000. En cuanto a la burbuja inmobiliaria, Molina apuntó que es "un reclamo periodístico" y "no tiene un contenido real". Para Bruguera "no hay burbuja", sino una fuerte presión de la demanda que hace que aumenten los precios, por lo que considera muy complicado que desciendan.

En su último informe de Síntesis de Indicadores Económicos, el departamento que dirige Rodrigo Rato indica que la construcción sigue creciendo a tasas "elevadas" y anticipa que proseguirá el comportamiento expansivo en los próximos meses. El informe apunta que en el primer cuatrimestre del año la superficie a construir en obra nueva registró un aumento interanual del 19,7%, correspondiendo a los edificios de viviendas tasas del 22,4%.

La vivienda de alquiler muestra en cambio menos dinamismo y el presidente de la Asociación de Inmobiliarias con Patrimonio de Alquiler (Asipa), Pedro Gamero, aseguró que el mercado español necesita un millón de nuevas viviendas en alquiler. Apuntó que la gestión de parques para alquiler constituye un refugio para las inmobiliarias ante eventuales crisis o desaceleraciones en la promoción para venta. Gamero expresó su confianza en que las empresas del sector empiecen a construir viviendas en renta tras los incentivos aprobados por el Gobierno actualmente en trámite parlamentario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 19 de septiembre de 2003.

Lo más visto en...

Top 50