Europa debe modificar el Pacto de Estabilidad si quiere superar sus problemas, según el Fondo

En el informe anual Perspectiva Económica Mundial se deja constancia de que el déficit fiscal proyectado por Alemania y Francia para 2003 y 2004 "estará bastante por encima del 3% del PIB y se situará muy cerca de dicho porcentaje en Italia, gracias a medidas excepcionales". El estudio alienta las políticas puestas en marcha en Alemania -reforma del mercado laboral y reducciones fiscales en 2004- y en Francia -reforma de las pensiones-, pero no entra en el debate sobre la reformulación del Pacto de Estabilidad y Crecimiento que actualmente proponen los incumplidores Alemania, Francia e Italia.

Pero el economista jefe del FMI sí ha entrado. "Ciertamente, existe mucha discusión en Europa acerca del Pacto de Estabilidad y Crecimiento y el papel que le cabe en una fase de desaceleración económica. Como economista académico, en el pasado y en el futuro, diré que veo un vínculo muy delgado entre participar en una unión monetaria y la necesidad de un pacto para limitar el déficit". Según Rogoff, en los mercados globales de capital de hoy día, "lo que Estados Unidos hace con su déficit tiene un impacto mayor, por ejemplo, sobre Alemania, que lo que Irlanda hace con lo suyo. De hecho, aun si se diera la situación de que todos los países de Europa tuvieran déficit en el límite del tratado de Maastricht [3% del PIB], todavía estarían endeudándose por debajo de lo que lo está haciendo en la actualidad Estados Unidos".

El FMI ha apoyado el Pacto de Estabilidad en la Unión Europea, entre otras razones porque, según recuerda Rogoff, sin dicho pacto "hubiéramos visto a uno o dos países europeos o quizá algunos más golpear la puerta del FMI en los años noventa, como lo hizo el Reino Unido en su día o Francia o Italia a primeros de los ochenta". No obstante, el economista jefe del Fondo apoya ahora que se replantee el pacto. "Así como aplaudo el éxito del Pacto de Estabilidad en el pasado, creo que si Europa quiere enfrentarse con sus problemas en este siglo, como lo hizo en el siglo pasado, su interpretación y aplicación debe ser modificada, dando un paso adelante. Los países importantes necesitan incentivos más fuertes para fomentar el ahorro durante las vacas gordas a fin de estar preparados en las etapas de desaceleración económica".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de septiembre de 2003.

Lo más visto en...

Top 50