Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía pide que no se paralice la causa de Atutxa por desobediencia

La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia vasco y el colectivo de funcionarios Manos Limpias han solicitado a la Sala que instruye la causa por desobediencia contra el presidente del Parlamento vasco, Juan María Atutxa, y los representantes de EA e IU en la Mesa de la Cámara que no paralice el procedimiento, tal y como han pedido los querellados en un recurso de súplica presentado el 1 de septiembre.

Los tres querellados han solicitado la nulidad de todas las actuaciones tras la decisión del Consejo General del Poder Judicial de nombrar en julio pasado la nueva Sala de Discordia para que decidiera sobre la admisión a trámite de la querella. Los querellados entienden que el Poder Judicial nombró la nueva Sala de Discordia de manera "arbitraria" y que en el caso de no ser aceptado el recurso se les causaría "indefensión", porque se "hallan comprometidos derechos fundamentales".

La Sala Civil y Penal del alto tribunal vasco dio traslado del recurso a la Fiscalía y a Manos Limpias para que emitieran sus alegaciones. La fiscal jefe, María Ángeles Montes, en un escrito del pasado 11 de septiembre, argumenta su oposición al recurso de súplica y a la nulidad de las actuaciones. Además, considera que la suspensión solicitada hasta que se resuelva el recurso vía protección de Derechos Fundamentales presentado por los querellados ante la Sala Tercera del Tribunal Supremo "produciría una injustificada dilación" del proceso.

Manos Limpias, en su escrito de alegaciones, asegura también que ni se ha producido indefensión ni se ha vulnerado el derecho al juez ordinario predeterminado por la ley. Por ello, pide que no se admita el recurso de súplica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de septiembre de 2003