Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cúpula directiva de la clínica de la Concepción, relevada por la empresa

Ibérica de Diagnóstico y Cirugía (IDC), la empresa de capital norteamericano que controla la gestión de la clínica de la Concepción desde principios de año, ha prescindido de las dos personas que ocupan los cargos de mayor responsabilidad en el centro sanitario: Ricardo Herranz, gerente de la clínica, y Javier Elola, máximo responsable de Ibdycsa, la empresa filial con la que IDC controla la Concepción. Víctor Madera, consejero delegado de IDC, informó ayer de la decisión a los médicos de la clínica.

Los portavoces de la clínica y de IDC declararon ayer que la salida de Herranz de la Concepción es "voluntaria", debida a "una oferta laboral" y de "mutuo acuerdo". Herranz, que fue nombrado gerente del centro hace menos de un año y medio, ya "había completado su etapa al frente de la Concepción", según afirmó este portavoz.

IDC trató de restar importancia a la marcha de Elola, señalando que "sólo era un consultor contratado temporalmente" y que "como todo consultor, su salida era previsible en cuanto terminara su labor".

Fuentes de la Concepción explicaron ayer que las destituciones podrían deberse al enfrentamiento soterrado que los dos directivos han mantenido desde que IDC controla la gestión de la clínica. La Concepción es una clínica privada que destina el 90% de sus camas a atender pacientes de la sanidad pública.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de septiembre de 2003