Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El desacuerdo entre los partidos de la oposición impide agilizar el control al Consell

El desacuerdo entre los grupos parlamentarios del PSPV y de L'Entesa en la Junta de Portavoces de las Cortes Valencianas impidió ayer la agilización de los mecanismos de control al Consell. Los socialistas presentaron una propuesta para que se pudiese interpelar semanalmente a los consejeros del Gobierno valenciano sobre cuestiones de actualidad. La propuesta, que contaba con la predisposición del Grupo Popular a ser aceptada, establecía que el tiempo para preguntar a los consejeros -una sesión de dos horas durante los plenos ordinarios de las Cortes- se repartiría de manera proporcional a la representación de cada grupo parlamentario. Un reparto que, en la práctica suponía que, de las 12 preguntas semanales que se podrían realizar a los consejeros, los populares tendrían derecho a formular seis, los socialistas cinco y L'Entesa una.

El portavoz adjunto de L'Entesa Joan Antoni Oltra acusó a los socialistas de presentar un documento "restrictivo" que, a su entender, les cerraba "un poco la puerta" a ejercer correctamente su labor de oposición al Consell.

El socialista Antoni Such aseguró que, con su propuesta, se pretendía que se pudiese preguntar a los consejeros sobre preguntas de actualidad y replicó a las críticas de L'Entesa señalando que les había pasado su propuesta el día antes. Such reconoció que L'Entesa había manifestado "sus dudas" en la Junta de Portavoces porque al fijar el reglamento un máximo de dos preguntas por diputado, el PSPV podía formular 70 y L'Entesa sólo 12.

Los populares mostraron su cara más conciliadora a través de su portavoz adjunto Rafael Maluenda: "La propuesta del PSPV en principio nos parece muy bien. La idea la compartimos". Maluenda indicó que la única "pega" a la propuesta de los socialistas era que se pedía que las preguntas a los consejeros se presentasen sólo dos días antes de su comparecencia. Un plazo frente al que el Grupo Popular pedía una semana de tiempo para que los consejeros se preparasen sus preguntas y que el PSPV estaba dispuesto a aceptar. Sin embargo, la falta de acuerdo entre socialistas y L'Entesa dejó aparcada sin fecha fija la propuesta para agilizar las interpelaciones a los consejeros.

Comparecencias de Camps

En lo que sí coincidieron todos los grupos fue en formalizar la presencia en todos los plenos parlamentarios de carácter ordinario del presidente de la Generalitat para responder a las preguntas de los grupos parlamentarios. El acuerdo se plasmó en una resolución de presidencia de las Cortes que establece que el jefe del Consell comparecerá los jueves a partir de las 10 horas. El acuerdo se plasmó después de que el PP presentase otra redacción de la propuesta inicial en la que dejaba la comparecencia al albur del presidente del Consell.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de septiembre de 2003