_
_
_
_

De la Torre ofrece 5 millones por un suelo que Málaga regaló al Ejército

El Ayuntamiento de Málaga ha hecho una oferta de 6,7 millones de euros por los cuarteles Benítez y Segalerva. Este último, situado en el barrio de Capuchinos, está a punto de salir a subasta por 1,7 millones. Por el campamento Benítez, el municipio ofrece cinco millones, pese a que fue donado al Ejército en 1924 con la condición de que, si dejaba de ser acuartelamiento, su propiedad revertiría a la ciudad. El campamento está situado junto a Torremolinos, próximo al mar, al aeropuerto y al Parador de Golf.

Defensa pretende subastar el antiguo campamento, de 270.500 metros cuadrados, a un precio de salida de 10 millones de euros. Pero el Ayuntamiento de Málaga, de mayoría popular, se lo ha impedido hasta el momento. En mayo de 2002, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía suspendió la subasta de estos terrenos convocada por Defensa.

En 1924, pese a la presión de la dictadura de Primo de Rivera, el pleno municipal decidió que la propiedad donada volvería al Ayuntamiento si esta finca de la Vega de Churriana dejaba de utilizarse para el asentamiento de tropas. Un año después, el Ministerio de la Guerra, que ya había hecho obras en el recinto, comunicó al Ayuntamiento que no aceptaba la condición impuesta y obligó al Ayuntamiento a celebrar un nuevo pleno en el que se aprobó una donación de pleno dominio y sin cláusula de revisión.

Antecedentes

El alcalde de Málaga, Francisco De la Torre (PP), está convencido de que el segundo pleno es nulo: "Los antecedentes históricos que tiene el Ayuntamiento demuestran la titularidad municipal y por tanto entendemos que terminada su utilización militar no debe subastarse, sino revertir a la ciudad". El alcalde quiere dedicar esta enorme parcela "a equipamiento metropolitano, dado que está en el borde de la ciudad". El Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Málaga prevé para esta parcela un uso comercial, hotelero, recreativo y deportivo. También establece la edificabilidad máxima a 0,30 metros cuadrados por metro de superficie. "Si la Justicia fuera rápida esperaría, pero creo que la ciudad necesita este equipamiento y cerrar este conflicto", afirmó De la Torre.

Más entendimiento existe sobre el antiguo cuartel de Segalerva, edificado a finales del siglo XIX en el barrio de Capuchinos, cerca del casco histórico. El inmueble de 6.506 metros cuadrados construidos, situado en una parcela de 9.471 metros, salió a subasta en noviembre por 2,15 millones de euros y quedó desierto. Ahora Defensa tiene lista una nueva licitación a un precio de salida de 1,77 millones. El Ayuntamiento está dispuesto a quedárselo, para destinarlo a equipamiento urbano. El plan municipal es dedicar 8.121 a equipamiento social, 650 metros al ensanche de una calle y vender una parcela de 750 metros para la construcción de bloques de viviendas con una altura máxima de planta baja más cinco.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_