Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EMPRESAS

Microsoft recurre una sentencia y no hará cambios en Explorer por ahora

El navegador web de Microsoft deberá modificar ciertas partes de su tecnología e indemnizar a sus autores. Así lo decidió el pasado 11 de agosto un tribunal de Chicago, al dar la razón a Eolas Technologies, una start up norteamericana que acusa a Microsoft de violar una patente registrada hace unos diez años al integrarla en Internet Explorer. Microsoft, que ha recurrido la sentencia, no hará cambios en Explorer a la espera de los resultados del recurso. La sentencia recurrida le obligaba, además, a abonar 521 millones de dólares de indemnización.

De esta cantidad, una cuarta parte revertirá a la Universidad de California, donde se desarrolló originalmente esta tecnología que compatibiliza Internet Explorer con los módulos ActiveX, pequeños programas que, al modo de Java, permiten incluir contenidos dinámicos en las páginas web. La cantidad restante irá a la empresa demandante, que en su día adquirió los derechos a la Universidad de California.

Fuentes del consorcio W3C, al conocer la sentencia, advirtieron que la decisión judicial podría afectar a un gran número de sedes web que utilizan la tecnología objeto de litigio para adaptar sus contenidos a Internet Explorer. Ahora se está a la espera de la decisión judicial de las instancias que entienden sobre el recurso planteado por Microsoft

Cambios

La sentencia llega en un momento de cambios para IE. Su actualización de seguridad para Mac aparecida en agosto será la última que la compañía de Redmond lanza para este sistema operativo. El motivo oficial para interrumpir el desarrollo fue la aparición de Safari, el nuevo y veloz navegador de Apple, cuyo motor está basado en código abierto.

"Lo que queremos es centrar nuestras fuerzas en el desarrollo de la nueva versión de la suite ofimática Office para Mac OS X, que aparecerá en 2004", matiza Enrique Diez, responsable de Unidad de Negocio de Macintosh de Microsoft.

Parece que la compañía de Redmond ha contemplado también la posibilidad de que el navegador de Microsoft deje de distribuirse (y de instalarse) como producto independiente después de la actual versión, la IE6 SP1, y sólo se pueda adquirir integrado en Windows XP. Mar Bastida, responsable de producto de Windows en Microsoft, cree que el origen de este comentario apuntado de forma personal por un directivo de IE y que no ha sido confirmado por Microsoft se debe a la dificultad de añadir nuevas funciones a IE sin que se vinculen al sistema operativo.

Por ello, anticipa que "la próxima actualización importante de Internet Explorer deberá aguardar a la nueva versión de Windows (Longhorn) prevista para el 2005".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de septiembre de 2003