Reportaje:

Sant Joan contra Sant Lluc

El Cercle Artístic no puede pagar el alquiler al hospital infantil y pide ayuda a las instituciones

Los 110 años que estos días celebra el Cercle Artístic de Sant Lluc con una exposición en la Pia Almoina de Barcelona parece ser la celebración más convulsa de toda su larga historia. La actual junta de la centenaria entidad, formada por Lluís Utrillo como director, Esther Xandri como presidenta, y Claret Serrahima como vicepresidente, no puede hacer frente a un significativo aumento del precio del alquiler de la planta que ocupa la entidad desde 1953 en un edificio de la calle del Pi propiedad de la corporación de Sant Joan de Déu, motivo por el cual ha decidido buscar nueva sede. "Sant Joan de Déu contra Sant Lluc", resumió el conflicto el diseñador Claret Serrahima.

El primer paso que planea dar la institución artística consiste en emplazar a la Generalitat, al Ayuntamiento de Barcelona y a la Diputación a que les ceda un local que permita situar al Cercle en la sintonía del siglo XXI y abrir a sus socios la posibilidad de trabajar con nuevos medios, como las tecnologías digitales, la fotografía o el videoarte.

Utrillo explicó: "El Cercle ha sido una entidad autosuficiente, pero este notable aumento nos pone en la tesitura de pedir por vez primera ayuda a las instituciones". Utrillo informó de que ya han existido contactos con representantes institucionales, "pero parece que no nos hacemos suficientemente pesados, ya que no hemos recibido respuesta".El director del Cercle sostiene: "Sólo pedimos un local, y si desaparecemos, las instituciones serán las responsables". De momento, el plazo que se da la entidad para el cambio de sede es de un año y medio. Para apoyar sus demandas, el Cercle está dispuesto a tomar la vía pública durante las fiestas de la Mercè. "El día 27 de septiembre emplazaremos a nuestros socios a salir a la calle para realizar obras artísticas que repartirán entre los ciudadanos". La junta directiva reclama un local de 1.500 a 2.000 metros cuadrados, que les permitiría cubrir la falta de talleres abiertos para artistas que hay en Barcelona. Sus preferencias se sitúan en Ciutat Vella, concretamente en la antigua Escola de la Dona, "pero aceptaríamos cualquier otra propuesta que se ajustara a nuestros objetivos, aunque se encontrara en otro barrio", explicó Claret Serrahima.

El Cercle Artístic de Sant Lluc, fundado por los hermanos Llimona en 1893 y del cual han formado parte Alexandre de Riquer, Antoni Utrillo, Torres García, Gaudí, Opisso, Eugeni d'Ors, Joan Miró y otros destacados creadores, ha tenido que luchar en las últimas décadas contra una imagen rancia alejada de la contemporaneidad. Por eso, encargaron un estudio para sondear las vías de una posible modernización. Ahora lo tienen ya claro y pasan a la acción.

El Cercle Artístic de Sant Lluc, ayer por la tarde.
El Cercle Artístic de Sant Lluc, ayer por la tarde.CARMEN SECANELLA
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS