Entrevista:PAVÓN | DEFENSA DEL REAL MADRID | FÚTBOL | Segunda jornada de Liga

"Makelele era básico, no me imagino sin él"

Su pareja en la zaga, Iván Helguera, dice que Francisco Pavón pregunta por todo y aprende rápido. Más le vale, porque Pavón (Madrid, 1980) es uno de los pocos defensores natos que le quedan a la plantilla madridista. Fue la única respuesta a la marcha de Iván Campo y Karanka, en 2002, y a lo que parece, hasta 2004 deberá cubrir también la vacante dejada por Hierro.

Pregunta. ¿Le gusta Ayala?

Respuesta. Un gran futbolista.

P. ¿Es cierto que los espaguetis que le pusieron en Mallorca hace una semana, en la merienda [una dieta implantada por el nuevo técnico], lo dejaron fuera de combate para jugar contra el Betis?

R. No fueron los espaguetis porque la mayoría de los compañeros los comieron y no les pasó nada. En el hospital me dijeron que fue un virus.

"La mayoría de las veces ganan los defensas; este año los laterales tendrán que sacrificarse un poco"
"Si Beckham no encara el uno contra uno es porque no lo necesita. Tiene un pase muy fácil".

P. Entonces, el caño que le tiró Ibagaza en la Supercopa se debió al virus.

R. Hombre, no tiene nada que ver. A lo mejor estás enfermo y juegas mejor. Ibagaza me hizo el caño porque me agarró saliendo, en el momento justo.

P. ¿Y el gol de Eto'o? ¿Le pasa al Madrid porque suben todos y quedan usted y Helguera para tres contrarios?

R. Somos conscientes de que tenemos un potencial ofensivo muy grande y no lo tenemos que desaprovechar. Hay que forzar un poquito atrás y estar más concentrados para compensar todo eso. Y si nos hacen contraataques, procurar colocarnos bien para que no nos sorprendan.

P. Queiroz dice que los campeonatos los ganan los defensas. ¿No es un contrasentido decir eso en un equipo como el Madrid?

R. Tiene parte de razón. Si estamos bien concentrados atrás, sacaremos los partidos adelante, porque meter gol seguro que metemos.

P. ¿Por qué renunció al 4 de Hierro? ¿Le pesaba la camiseta?

P. Me lo ofrecieron pero me quedé con el 22. Lo elegí cuando me hicieron ficha del primer equipo, en diciembre de 2001. En enero cumplía 22 años y el número me gustaba. Además, no soy nada maniático con los números. Lo que pesa no es la camiseta sino el puesto que ha dejado Hierro, que ha sido el mejor central que ha pasado por este club. Las camisetas pesan todas lo mismo.

P. Dicen que destruir es más fácil que crear. ¿Es por eso que el Madrid no ficha defensas?

R. Cuando vienen atacándote basta con despejar donde sea. Pero en el Madrid hay que cortar y sacar el balón jugado. Esa es la base del juego bonito que estamos obligados a hacer. Aparte de eso, estoy de acuerdo que es más fácil destruir. Si no, no se explica que en 50 o 60 ataques sólo seamos capaces de meter uno o dos goles, con Ronaldo, Zidane, Figo y Raúl adelante. La mayoría de las veces ganan los defensas.

P. El fichaje de Milito casi le arruina las vacaciones.

R. Lo leí en los periódicos un par de días pero no le presté mucha atención. Las vacaciones hay que disfrutarlas.

P. Parece que el club no se fía de los centrales que tiene.

R. El Madrid es una máquina que ficha, que va a traer jugadores, o va a subirlos de la cantera. Todos buenísimos. No hay que preocuparse de lo que es inevitable. Vengan o no vengan centrales, el año que viene se seguirá hablando de centrales. Bravo demostró que el puesto está bien cubierto.

P. Pero Bravo no tiene pase. Es un lateral puro y duro.

R. De eso que opinen los técnicos, que es su trabajo.

P. Queiroz debe opinar que Rubén es peor central que Bravo, porque ni lo llama.

R. Rubén debe seguir trabajando por él mismo. Y le llamarán.

P. Beckham no desborda nunca. ¿Se le marca fácil?

R. No me ha tocado marcarle pero saca el pase con mucha facilidad. Parece que no encara el uno contra uno, pero es porque no tiene necesidad. Tiene un pase muy fácil. Al lateral le cuesta interceptarlo porque lo saca rápido y preciso. Además, tiene un grandísimo desgaste, defiende mucho.

P. Robar balones, no roba apenas. O llega tarde.

R. Defender mucho no significa sólo robar balones. Significa por ejemplo que el balón esté a la izquierda, Michel haya subido y él se meta en el hueco que deja el lateral derecho. Eso nos ayuda porque sabemos que tenemos un jugador que va a tapar al interior zurdo del contrario. Hace muy bien los relevos, se mete muy bien en el centro cuando el centrocampista sale... Los movimientos tácticos se los tiene muy aprendidos. En ataque y en defensa. Porque tiene llegada. En la final de la Supercopa metió un gol a pase de Ronaldo llegando con una diagonal, y contra el Betis igual.

P. Con Beckham y sin Flavio. ¿Ahora Roberto Carlos y Michel se van a tener que quedar atrás?

R. Creo que son conscientes de que el equipo va a necesitar que se sacrifiquen un poco más en defensa. En momentos dados se van a tener que aguantar un poquito y quedarse porque va a haber jugadores del otro equipo que queden sueltos. Si atacamos con seis o siete, en un contraataque te pueden entrar perfectamente con tres contra tres o cuatro para tres. Vamos a necesitar su ayuda para cerrar bien. Porque cuando juegas con doble pivote, como con Flavio, aunque suba un lateral, el pivote de ese lado actúa de lateral y el otro se queda de contención. Siempre quedan cuatro en defensa. Ahora los laterales van a tener que sacrificarse un poco.

P. ¿Cree que fichar sólo delanteros va contra la lógica del juego?

R. A la gente le gusta eso. El Madrid es ataque. Y por eso vas a China y va todo el mundo a verte. Lo que tenemos que hacer nosotros es defender mejor.

P. ¿Y no piensa que si todo sale mal usted puede pagarlo caro?

R. No. Yo me lo paso bien. Cuando te haces partícipe del juego en este equipo es un lujo.

P. A veces parece un jugador frío, sin amor propio.

R. Claro que tengo. Pero el orgullo hay que tenerlo en el campo, no fuera.

P. ¿Qué delanteros le hacen más daño?

R. Los más peligrosos son los que no pierden el tiempo en un recorte. Los regateadores se frenan y al final los coges. Van Nistelrooy, Shevchenko, y sobre todo Ronaldo, son de los que cogen el balón y se van. Rony te encara, echa el balón a un lado y ya no recorta más. Si no le coges en la salida, olvídate porque no se detiene ni para golpear. Si no tiene el balón pica a tu espalda para ir corriendo y llevárselo por potencia. No es de los que te buscan con el balón al pie.

P. ¿La marcha de Makelele cambiará su trabajo?

R. Ha sido una pérdida importante porque demostró que era básico para el sistema. Era el que sujetaba, el que equilibraba este fútbol de ataque-defensa que jugamos. No me imagino un Madrid sin él. Lee el juego, es listo y no he visto a ningún jugador con tanta fuerza. He visto a Koller [el gigantón delantero del Dortmund] saltando con él, y él saltar más que Koller. He visto a Thuram intentando tirarle al suelo y no moverle. Parece un muro de hormigón. Tiene piernas muy fuertes y cuando tapa el balón, te mete el culo y es imposible quitárselo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 01 de septiembre de 2003.

Lo más visto en...

Top 50