Crítica:
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Territorio oculto

La exposición colectiva titulada 'Otros lares' recoge en Barcelona obras de varios artistas latinoamericanos. Sus trabajos exploran los territorios difusos entre la experiencia de lo real e histórico y el universo mágico, ligado a la naturaleza y a la herencia de viejas culturas.

Las convenciones de funcionamiento galerístico van desperezándose. Mientras aparecen nuevas fórmulas de distribución y promoción del arte -Internet está resultando un buen vehículo de difusión y experimentación artística-, las galerías, como espacio físico fijo, han de adaptarse a ese flujo dinámico en el que las ferias siguen siendo punto de referencia. En Barcelona, este verano se ha detectado una incipiente tendencia a prolongar la temporada, sólo cerrando algunos días de agosto y con propuestas específicas. La galería Senda se ha apuntado a esta línea. ¿Ventajas? Posibilidad de captar un público internacional y de dar rienda suelta al impulso más personal del galerista. En este caso se ha optado por resaltar el componente mágico de la creación contemporánea, que en cierta manera recoge el origen ancestral del arte como representación, y a la vez como instrumento de defensa, de los miedos propios y compartidos. La exposición colectiva Otros lares se desliza por ese territorio de conexión entre el mundo que percibimos como realidad y el considerado oculto y mágico. Por eso no es extraño que hayan coincidido autores de Centroamérica y Suramérica, con culturas que han sabido conservar, desde la modernidad, la vigencia y realidad de ciertos ritos primitivos. Carlos Betancurt presenta fotografías en las que refleja, a modo de acciones protagonizadas por él mismo, la menospreciada fuerza telúrica y la conjunción de la naturaleza con nuestros instintos más primarios.

OTROS LARES

Galería Senda

Consell de Cent, 337

Barcelona

Hasta finales de septiembre

La dominicana Charo Oquet invoca al espíritu que abre la puerta a todos los caminos dejando claro que el arte es el reflejo de una espiritualidad libre y de vocación ecuménica. Las fotografías de Jordi Bernadó conectan sin temor con el más allá mostrando unas sosegadoras tumbas gitanas del cementerio de Montjuïc. La amalgama de soportes incluye la escultura, Nicola Constantino nos habla de lo que se esconde más allá de la percepción más inmediata, al igual que el trabajo de Luis Vidal que con su referencia al mundo de la infancia destapa inquietantes sugerencias.

De la misma naturaleza son las obras de Gino Rubert, cuya clave turbadora suele encontrarse en los vericuetos ocultos de la mente. Completan la muestra Angelina Gualdoni, Rafael G. Bianchi, Juan Urrios, Jaume Pitarch y la brasileña Claudia Juagurribe, que traza una línea de continuidad entre viejas y nuevas creencias.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS