Reportaje:

Hierro y Guardiola sacan petróleo

Los dos españoles firmarán un suculento contrato para jugar en Qatar

El ex jugador del Real Madrid, Fernando Hierro, de 35 años, ha decidido jugar la próxima temporada rodeado del lujo del fútbol de Qatar. El próximo miércoles el defensa se desplazará a Doha, la capital, para firmar el contrato con la Asociación de Fútbol del país, que luego le vinculará al Al-Rayyan Sport, club en el que jugará durante nueve meses -la duración del torneo local-. La cuantía económica de la operación está cifrada en poco más de tres millones de euros. "Me mueve, sobre todo, la comodidad de mi familia", afirmó ayer el jugador a este periódico. Si las conversaciones del miércoles fructifican, Hierro regresará a Madrid el jueves para incorporarse al torneo qatarí el próximo lunes 1 de septiembre. Sin embargo, el central malagueño, que estará acompañado en Doha por su familia -su mujer y sus dos hijos-, negó que al cabo de la temporada en Qatar fuera a retirarse.

Más información

Hierro no irá solo. Pep Guardiola, que en el pasado mes de junio formó parte de la candidatura de Lluis Bassat en las últimas elecciones a la presidencia del Barça, culminará a lo largo de esta semana su traspaso a un equipo qatarí. "Ojalá venga", dijo Hierro, entusiasmado ante la posibilidad de encontrarse allí con quien compartió la capitanía de la selección. El agente del ex azulgrana y del Brescia, José María Orobitg, viajará hoy a Doha para ultimar su contratación.

El ex madridista y el ex azulgrana son los dos primeros futbolistas españoles en probar las delicias futbolísticas y no futbolísticas de un campeonato, todavía precoz, que mediante suculentas ofertas económicas, estancias en hoteles palaciegos y demás comodidades ha logrado que algunas figuras de renombre, como el alemán Stefan Effenberg o el argentino Gabriel Batistuta, degusten como sultanes el crepúsculo de su carrera. El contrato del ex delantero del Roma, por ejemplo, incluía un Rolls Royce con chófer y diez pasajes de primera clase ida y vuelta a Italia, donde siguen residiendo su mujer y sus tres hijos.

Hierro abandonó el Real Madrid el pasado mes de junio, a pesar de que el club que preside Florentino Pérez le ofreció un año más. Desde entonces, Hierro ha sopesado diferentes ofertas, si bien se ha decantado por la de Qatar. El defensor impuso como prioridades el bienestar de su familia y la solvencia financiera, condiciones indudables en un pequeño país de medio millón de habitantes en el que los jeques, empezando por los directivos de la Asociación de Fútbol de Qatar, destilan petrodólares como si se tratara de un simple acto de rutina. El funcionamiento del máximo organismo futbolístico del país es similar al de la NBA: éste se encarga de las negociaciones con los futbolistas, y una vez contratados, les destinan a uno de los doce clubes que integran el torneo local qatarí, casi todos establecidos en la capital.

"Después de tantos años en el Real Madrid, necesitaba evadirse del fútbol europeo", declaró su ex compañero Míchel Salgado tras conocer la noticia. "Si lo hace es porque lo ha pensado bien; ha buscado lo mejor para él", añadió Casillas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de agosto de 2003.

Lo más visto en...

Top 50