Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MARIO PICAZO | METEORÓLOGO | TROTAMUNDOS | EL VIAJERO HABITUAL

Leones en Namibia

Suele poner millas por medio en vacaciones, por gusto y para que no le paren desconocidos por las calles con el inevitable sonsonete: ¿qué tiempo va a hacer? El jefe de la tribu himba que conoció en Namibia no precisó, seguro, de los servicios de este meteorólogo de Tele 5, viajero de flora y fauna. De tienda y mochila. Sus peculiares memorias de África se resumen a continuación.

Usted y su pareja, un todoterreno y la tienda de campaña. Objetivo: Namibia. Le llamarían ¿loco?

Pues sí. Parecía que se nos iban a comer los caníbales, o algo así, cuando en realidad se trata de un país bastante civilizado donde encuentras viajeros con niños, que se lo pasan pipa. Y si viajas en nuestro verano, las temperaturas son ideales, entre 10 y 25 grados.Hecho el parte meteorológico, pasemos al geográfico.

Namibia tiene el tamaño de España, aproximadamente, pero con menos de dos millones de habitantes. El paisaje es desértico, con matorrales. Allí están las dunas más grandes del mundo, en el desierto de Namib, o una zona espectacular llamada Costa de la Muerte, donde aún quedan restos de barcos embarrancados. Y aunque Windhoek, la capital, no merece mucho la pena, hay dos ciudades que me gustaron: Walvis Bay y Swakomund.

Creo que el animalario da para un safari completo, aunque ése no fuera su objetivo.

Es verdad. Allí te encuentras jirafas, elefantes, avestruces, leones... A mí los leones me imponían por su velocidad, aunque el hipopótamo es más peligroso y, pese a su apariencia, corre muy rápido. Y el lugar ideal para verlos a todos reunidos es el parque nacional Etosha. Una inmensa extensión del tamaño de Cataluña donde, si te sitúas cerca de una charca, podrás contemplar cómo acuden todos los bichos a beber.

No hemos hablado de otros bichos. ¿Qué debe saber alguien con fobia a los insectos antes de viajar allá?

Lo primero que, como es un país tan seco, mosquitos hay pocos. Si acaso en la zona norte. Yo tengo cierta aracnofobia, pero no tuve ningún problema, aunque sí era habitual estar duchándote al aire libre y encontrarte con una serpiente cara a cara.

Parece que fue un viaje bastante feliz.

Sí, me pareció un lugar ideal. Y encima no es necesario vacunarse para ir, salvo los que visiten la zona norte, próxima a la frontera con Angola; en la época más húmeda se recomienda protegerse contra la malaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de agosto de 2003