Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:CICLISMO | Tour femenino

Somarriba desafía la ola de calor

Los termómetros revientan. Francia sufre la misma violenta ola de calor que golpea a toda Europa y lo padece mucho más este Tour femenino, que inicia sus etapas entre las 13.00 y las 14.00 horas. Justo cuando el sol más cae y hasta el asfalto quema. Pero Joane Somarriba, que va lanzada, a piñón fijo, directa a ganar su tercera corona francesa, se siente feliz sobre su bicicleta. "Yo estoy bien. A mí el calorcito me gusta", explicaba sonriendo en Nyort, en Deux Sèvres, la ciudad donde el Tour reposó el martes. Ayer, en la décima etapa, de 83 kilómetros, entre Nyort y Bressuire, Somarriba entró a seis segundos de la alemana, Judith Arndt. Pero eso no alteró nada. La ciclista vasca detesta el frío: hace un año acusó la lluvia que cayó en el Tour más gélido de la historia y en éste viste de amarillo desde que atrapó el cuarto día el amarillo en los Alpes.

Quedan cinco días hasta París y ayer alcanzaron la meta las 53 ciclistas. No siempre ocurre: a diario ha habido bajas por el calor y ya se han despedido 23. "Es muy duro. A las nórdicas y rusas les afecta mucho. Quizá va bien para las españolas y a las francesas a medias. Pero esta situación es excepcional", admitía Pierre Boué, el organizador, que se plantea cambios para la próxima edición. Quiere empezar las etapas sobre las 11.00 horas e incluir en el recorrido dos que acaben sobre las ocho de la tarde. Las corredoras lo agradecerán y también el seguimiento de este Tour tan distinto y casi clandestino, que apenas agrupa a 300 personas en el inicio y final de cada etapa y a un puñado de desperdigados aficionados en la ruta.

El agua es el gran bálsamo. Las corredoras reclaman sin cesar bidones de medio litro -entre siete y ocho por etapa- que al poco se convierte en caliente. Pueden perder fácilmente dos kilos de peso, compensado después con las sales, el potasio y la fruta, explica Idota, una fisioterapeuta, mientras cose una ikurriña para colocar en la antena de uno de los dos coches del equipo Bizkaia. Joane resiste bien. Ayer incluso arañó un segundo por la bonificación a la suiza y rival Nicole Brandli. "Hoy (por ayer), en el inicio sí que he acusado el calor. El termómetro del manillar marcaba 43 grados", decía Joane antes de volver a subir al podio.

10ª etapa: 1. J. Arndt (Ale), 2h, 35m, 47s. 2. Pucinskate, (Lit), m. t. 13. Somarriba (Esp, a 6s).

General: 1. Somarriba (Esp). 2. Brandli (Sui), a 2m 2s. 3. Luperini (Ita), a 3m 42s.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de agosto de 2003