CRISIS EN EL AYUNTAMIENTO DE MARBELLA

El PSOE activa la vía de disolver el Ayuntamiento y llama a PP y PA

Los socialistas tienen previsto activar hoy su estrategia para buscar una solución consensuada a la crisis de Marbella, que pasa por la disolución del Ayuntamiento. La secretaria provincial de Málaga, Marisa Bustinduy, será la encargada de anunciar en conferencia de prensa la convocatoria de una reunión con los responsables regionales de PP y PA para proponerles la "regeneración democrática" en la vida política de la ciudad costera, en consonancia con lo expresado desde la dirección federal del PSOE.

Aunque en un principio la posibilidad de la disolución fue rechazada por los socialistas andaluces, ya que estimaron que se trataba de una medida extrema que sólo puede justificarse en motivos legales y no políticos, la hipótesis ha ido madurando hasta convertirse en la principal vía de trabajo. El secretario de Organización del PSOE andaluz, Luis Pizarro, afirmó ayer que hay "base y causas" de sobra para pedir la disolución: "No hay precedentes en España de un Ayuntamiento insumiso a la leyes urbanísticas durante nueve años. La tensión y la crispación, los tránsfugas y la especulación, todo está relacionado con el urbanismo, por lo que está claro que mientras no exista normalidad urbanística en Marbella, no va a haber normalidad política".

Más información

Acuerdo

Pizarro, aclaró, nos obstante que el PSOE no puede promover la disolución en solitario, necesita del concurso de otros partidos, especialmente del PP, ya que es el Consejo de Ministros quien, mediante decreto, debe ordenar la medida, bien a iniciativa propia o a petición del Ejecutivo autonómico. También es imprescindible el pronunciamiento favorable del Senado, donde los populares cuenta con mayoría absoluta.

El socialista añadió que los populares tendrán que explicar, si no aceptan el llamamiento de su formación, por qué no se sientan a negociar. "Hay una señora que ha actuado al margen del partido [por Isabel García Marcos] que hoy está en la calle, el PP tiene complicado negarse a hablar entre los partidos democráticos una vez que ha pasado la moción de censura", señaló.

A este respecto, la presidenta del PP, Teófila Martínez, dijo ayer en Cádiz que en estos momentos no se dan las condiciones necesarias para la disolución y agregó que el PSOE la pide porque es una forma de "lavar la sensación de culpabilidad por pactar con el GIL tratando de ocultar su propia responsabilidad".

Izquierda Unida y el grupo mixto presentarán una proposición no de ley en el Parlamento sobre la disolución del Ayuntamiento marbellí. Los Verdes también se ha sumado a la idea de disolver.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 13 de agosto de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50