Análisis:VILLAGE PEOPLEAnálisis
i

'Okupas' en el Village

- Resumen de lo publicado. Campeonato del mundo de natación y Village, dos metáforas que ilustran un planeta cuya mayor superficie está ocupada por agua, cuya menor superficie está ocupada por zonas VIP y donde, sea por lo que sea, hay millones de personas que tienen una sed que tira de espaldas.

- Jornada de puertas abiertas. Tras un viernes épico -el viernes acudieron al Village 7.000 personas, entre ellas el diseñador de ropa de colorines Jean Paul Gaultier, que, por lo que me dicen, es lo que Jean Paul Sartre, pero en el siglo XXI-, el sabadete y el domingo el Village se abrió de puertas. Los dueños epistemológicos de esta zona VIP se fueron a las zonas VIP del Empordà, y dejaron, lo dicho, la puerta abierta del Village, que adquirió cierta tonalidad temática de la úlima parte de la peli Viridiana, pero sin llegar a los extremismos de la peli Viridiana.

No obstante, Barcelona es una ciudad, en fin, sin extremismos, si exceptuamos el precio extremo del metro cuadrado y el espectáculo telúrico-didáctico de la sala Bagdad. Bueno. El vacío de poder en los accesos a esta zona VIP fue ocupado y gestionado por guardias jurados y porteros del grupo empresarial discotequero que gestiona la disco del Village. Lo cual confirió cierto carácter sign of the time al evento. El franquismo era un sistema sustentado en los porteros -"psss, usted, pollo, ¿a qué piso va?"; "don Laureano, esta mañana he echado a un hippy que preguntaba por usted"-. En un sistema democrático, los porteros de discoteca son los que realizan una lectura metafórica de la realidad. Es decir, a veces te dejan pasar, a veces no, a veces te hacen una cara nueva. Lo sistemático de los porteros de discoteca es que no son sistemáticos. El mundo post-11-S a) no es sistemático, b) es un lío.

- Descripción de las puertas cerradas. Portería. El portero no sistemático no me deja pasar por sistema. Telefonazo a los chicos de organización, que vienen a rescatarme.

Los chicos de organización estos días realizan funciones de asistencia social y apoyo piscológico para los VIP que hemos dejado de serlo ante un portero de discoteca. Paisaje y paisanaje: prima la chica de extrarradio con sus amiguitas, dispuestas a pegarle un crujido a la vida, y la neotieta de extrarradio con su grupo de amiguitas, a quienes la vida les ha crujido varias veces encima.

Prima el traje arriesgado de moda de hace dos temporadas. Mucho recién divorciado con sus amigotes. Aún quedan resquicios VIP, pollos que en estas dos semanas de Village han pillado confianza con alguna azafata, de manera que se acercan por detrás de la azafata, le dicen: "¡Uh!", y la azafata hace ver que se asusta/ se alegra.

Por mi parte, he venido con tres amigos californianos extraordinariamente ricos, que este fin de semana pasan por BCN. La riqueza en los USA es diferente que en Europa. Verbigracia: uno de ellos tuvo una idea, trabajó como un enano, fabricó un software chachi, montó una empresa. El primer día que salió a Bolsa ganó 5.000 millones. Para que alguien gane en España una cifra parecida, debe haber elecciones, que gane un partido y que el compañero de pupitre del líder del partido privatice Telefónica. Bueno. El VIP americano en cuestión me describe la ex zona VIP que ve y me la compara con una zona VIP USA. En los USA: a) la cosa sería indoor, b) habría más seguridad, de manera que no hubiéramos entrado ni llamando a la NASA, c) se expondrían deportivos, y no los dos vehículos de clase turismo que hay expuestos, y d) no habría la gente que hay hoy.

Me describe la gente que hay hoy: "Los zapatos, fallan los zapatos. Son baratos.". Otra observación: "Mira, hay tías con las tetas operadas y con zapatos baratos, eso es incomprensible". Supongo que eso dibuja un mundo incomprensible, donde estadísticamente se opta por operarse las tetas antes que por operarse los zapatos. Un mundo que ha decidido no mirarse los zapatos, un mundo en el que hay tantos zapatos cutres que no se ven. Un mundo que mira los Village y no los zapatos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 27 de julio de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50