Ipanema, patrimonio cultural de Brasil

Ha sido aplaudida la decisión del alcalde de Río de Janeiro, César Maia, de convertir al castizo barrio de Ipanema, inmortalizado por la famosa canción de Vinicius de Morais, La garota de Ipanema (La chica de Ipanema), en patrimonio cultural nacional, con los ojos puestos en que un día acabe siendo Patrimonio de la Humanidad. Pero lo original es que no se trata sólo de preservar 280 de los edificios de dicho barrio que alberga una de las playas más famosas del mundo, sino que se ha declarado también patrimonio nacional a los personajes y a la memoria cultural y artística del barrio, aún hoy residencia de cientos de intelectuales y creadores de arte. Formará parte de la decisión de convertir al barrio en una especie de memoria viva del pasado la creación de rutas culturales y musicales para que los turistas puedan pasearse por los rincones donde vivieron personajes ya famosos, que inmortalizaron a Brasil y su música a través de la bossa nova. Uno de esos corredores pasará delante del famosísimo bar Garota de Ipanema, donde se escribió la famosa canción, y la casa donde vivió Tom Jobim. En una de las placas que ilustrarán al barrio se podrán leer unos versos de la canción Carta ao Tom, de Toquinho y Vinicius, en los que se recuerda que Ipanema "era sólo felicidad, como si el amor doliese en paz".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 23 de julio de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50