Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JUAN ENCISO | Alcalde de El Ejido

"Todo lo que el PP ha hecho en Almería se debe a El Ejido"

Juan Enciso (53 años, Dalías, Almería) está más que satisfecho. Ha ganado el pulso que ha mantenido con la dirección provincial, regional y nacional del PP por la Diputación de Almería. En esta institución, ha impuesto a su principal colaborador, José Añez, como presidente y un equipo de gobierno a la medida de éste. Sabe que los votos de su pueblo, El Ejido, le avalan y que nadie le puede rechistar.

Pregunta. ¿Por qué se ha producido la crisis interna en el PP por la Diputación?

Respuesta. El trasfondo de todo esto es que ha habido una lucha de ofertas por unas partes y por otras. En la Diputación, la lista de diputados ha de hacerse consensuada con el presidente del partido y con los alcaldes de las comarcas. Una vez llegado este consenso, el presidente de ese equipo, consensuado también, hace su gobierno. Es lo normal, cada gobernante elige a sus personas de confianza. Y ha sido ahí donde han surgido los problemas.

"Llamar a diputados desde la dirección del partido para que dimitieran es sabotaje"

"He tenido la oportunidad de ejercer más poder y no lo he hecho"

P. En el PP se cree que usted intenta ganar una cuota de poder superior a lo que representa El Ejido.

R. No es así y todos los que dicen esto quedan desacreditados por lo que dicen. En 1991, siendo yo alcalde, El Ejido era el municipio más importante que tenía el PP en Andalucía. Si mi ambición hubiera sido el poder, habría tenido la oportunidad de buscarlo y nunca lo he querido, ni mucho menos. Pienso que cada persona debe tener un cargo y no como otra gente que acapara puestos de alcalde, de diputado, de presidente y de no sé cuánto. He tenido la posibilidad de ejercer más poder y no lo he hecho.

P. Lo que no cuadra entonces es porque se llega a esta situación tan enconada.

R. Nace porque hay muchas personas que ofrecen o dicen 'yo quiero' y quien debe decidir es el presidente. Lo de los ocho vicepresidentes en la Diputación era una locura. Quienes imponen las cuotas son quienes reclaman la vicepresidencia primera, la segunda... y no Juan Enciso.

P. En el PP se sostiene que en Madrid se cerró un pacto que Añez ha incumplido.

R. En el pacto de Madrid, en el que estuve presente hasta última hora, no se habló de nada más de lo que siempre he defendido. Luego, Añez me dijo que iba a hacer un intento... pero con lo que pasó después [la dimisión de cinco vicepresidentes] ya no hemos querido entrar en ese trasfondo.

P. Tras la crisis parece que Roquetas de Mar se queda sin poder, cuando también tiene un importante peso en la provincia.

R. Quien plantee esto como una lucha de poder está equivocado. Cada uno aporta al partido lo que puede. La historia política del PP de El Ejido es muy importante. Elección tras elección, municipales, autonómicas o generales, hemos aumentado en votos. Ése es un valor que tiene El Ejido y la prueba es que hemos crecido tras los acontecimientos de 2000, en los que nos quedamos solos, solos... exclusivamente con los ciudadanos de El Ejido. Afortunadamente vino Rodrigo Rato y el señor Acebes intervino.

P. ¿No sintió el respaldo de la dirección provincial del PP?

R. No. Estuvimos tres días sin respaldo de ninguna clase, perdidos aquí solos. Y digo que afortunadamente llegó Rodrigo Rato y ese mismo día por la tarde pusieron a Ángel Acebes al frente de aquello y se pudo reconducir todo.

P. ¿Tiene usted alguna aspiración de cara al próximo congreso provincial del PP?

R. No, no tengo aspiraciones a más. Sólo quiero ser alcalde de El Ejido. He tenido la oportunidad de ser senador o diputado y no lo he hecho. Ni quiero.

P. ¿Y en el futuro querrá?

R. Tampoco. Yo, de mí alcaldía, a mi casa.

P. En esta crisis usted ha criticado la debilidad de la dirección provincial. ¿El resultado final es la prueba de esta debilidad?

R. No. Cuando hay un consenso y un acuerdo no hay debilidades. Hay que felicitar a Javier Arenas por su intervención y poner a Antonio Sanz al frente de esto. Los demás comentarios sobran porque lo único que servirían es para torpedear este proceso de negociación.

P. ¿Ha hablado con Arenas?

R. No. Yo he hablado con Antonio Sanz, que me pidió que echara una mano para que Añez cediera un poco más.

P. Hay quien sostiene que cuando dijo que el PP de Almería era la casa de la abuelita se refería a un local de prostitución.

R. Quería decir que los padres somos más severos con los hijos y que cuando somos abuelos llegan los nietos a casa y hacen lo que les da la gana. Y cuando se está en un cargo de responsabilidad no hay que decir hoy blanco, mañana negro y crear confusión.

P. Entonces ¿esa interpretación es incorrecta?

R. Sí. Lo que quería decir es que el PP no puede ser una casa de capricho de todos, sino que hay que poner seriedad y tomar decisiones sin titubear.

P. ¿Se arrepiente de haber llamado "terrorista político" a Rafael Hernando?

R. No quise confundir esas palabras con el tema terrorista y pedí perdón. Lo que quise denunciar y sigo denunciando es que llamar a diputados desde la dirección del partido para que dimitieran es un sabotaje.

P. ¿En algún momento ha advertido de que si no se aceptaban sus tesis el PP no tendría el gobierno de la Diputación?

R. Nunca. Yo hice una propuesta en los órganos del partido para que se tuviera en cuenta a Añez como presidente de la Diputación. Esto se tomó como que Juan Enciso quería imponer y yo no quería imponer.

P. Pero sabe que sus opiniones no se van a tomar a la ligera.

R. Entonces ése es el respeto que se debe tomar. Las personas del PP de El Ejido vienen trabajando desde hace muchos años y su influencia en la comarca de El Poniente y sobre la provincia ha hecho que el PP sea la primera fuerza en Almería. Y tiene que haber un reconocimiento a El Ejido porque se le debe.

P. Entonces, ¿la fortaleza actual del PP en la provincia procede de El Ejido?

R. Sí, sí, además se reconoce en el partido. Todo lo que el PP ha hecho en Almería se debe a la iniciativa de El Ejido. En 1991, éramos el principal municipio que gobernaba el PP en Andalucía. A partir de ahí, el partido fue moviéndose. En aquel momento, Juan Enciso se enfrentaba solo a la Diputación, socialista, a la Junta, socialista y al Gobierno central, socialista. Y en aquel momento era muy bueno. Si cuando tienes que enfrentarte a algo llamas a Juan Enciso, ¿por qué cuando Juan Enciso hace una propuesta es un enfrentamiento?

P. Antes ha hecho mención a los "acontecimientos" de 2000

[los ataques a inmigrantes en enero de ese año]. ¿Cómo analiza ahora lo ocurrido?

R. El tiempo nos ha dado la razón. Aquí no sobra nadie, todo el mundo es necesario, pero no era normal que hubiese 6.000 personas en la calle dando vueltas sin tener ni oficio ni casa. La llegada masiva de pateras e inmigrantes alborota lo que es una sociedad normal. Hay una descompensación y eso fue lo que denuncié. Aquellas críticas que sufrimos eran injustas porque nosotros veníamos haciendo propuestas desde 1995. Aquellas propuestas son las que se retomaron después y por tanto no debíamos estar tan equivocados.

P. ¿Se arrepiente de algo que dijo o hizo entonces?

R. No, en absoluto. Lo que me enorgullece es haber estado al lado de mi pueblo y lo que sí lamento es que la gente no entendiese el problema de El Ejido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de julio de 2003