Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los etarras 'Pakito', 'Txelis' y Urrusolo afrontan 50 años por el asesinato de Broseta

La Audiencia Nacional iniciará hoy el juicio a los ex dirigentes de ETA Francisco Múgica Garmendia, alias Pakito, y José Luis Alvarez Santacristina, Txelis, así como al responsable del comando Ekaitz, José Luis Urrusolo Sistiaga, por el asesinato, el 15 de enero de 1992 en Valencia, del catedrático y ex secretario de Estado de Administración Territorial, Manuel Broseta Pont. El fiscal pide para cada acusado 50 años de cárcel.

En su escrito de calificación provisional, el ministerio público afirma que Múgica y Álvarez Santacristina, que formaban entonces la cúpula de la organización terrorista ETA en Francia, fueron los inductores del crimen, ya que daban las órdenes al comando Ekaitz, liderado por Urrusolo. En cuanto a Urrusolo, el fiscal entiende que fue cooperador necesario en el asesinato, ya que, pese a que no participó personalmente, dió las órdenes a sus compañeros Juan José Narváez Goñi e Itziar Alberdi para que lo cometieran.

La Fiscalía pide para cada uno de los acusados una pena de 30 años de cárcel por el asesinato de Broseta, más otros 20 años por un delito de terrorismo, ya que los autores dejaron una bomba en el coche que habían utilizado para desplazarse al campus de la Universitat de València, donde mataron al catedrático cuando salía de clase, para que explotara cuando fuese manipulado por la Policía.

El artefacto explotó efectivamente a las pocas horas del asesinato, en la avenida de Aragón y causó lesiones en el brazo a un policía. Días más tarde del asesinato de Broseta, ETA reivindicó esta acción en un comunicado difundido en euskera a través del diario Egin.

La Fiscalía pide que los tres procesados indemnicen conjuntamente a los herederos de Broseta con 800.000 euros y con 15.000 euros al agente herido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de julio de 2003