Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La audiencia de BTV aumenta casi el 90% en los últimos dos años

Durante los primeros seis meses del año la audiencia media de Barcelona Televisió (BTV) ha sido de 347.500 telespectadores. La cadena pública municipal cerró el año 2001 con 183.500 seguidores. Eso significa que en los dos últimos años el número de fieles a la programación de BTV ha registrado un aumento espectacular, del 89,37% concretamente. El director general de BTV, Joan Tapia, atribuye el crecimiento a la reorientación de la parrilla, particularmente en lo que se refiere a la franja horaria nocturna, a partir de las 20.00 horas. "Es donde realizamos nuestro mayor esfuerzo presupuestario", explica el periodista.

En este tramo, la cadena ha estrenado desde 2001 espacios que han disparado la audiencia de BTV, como Ciutat oberta, con Glòria Serra; el informativo Infonit, presentado por Vanessa Petit y Olga València; Saló de lectura, el programa de libros de Emilio Manzano; Última sessió, moderado por Àngel Casas, y el debate de ideas Fora de control, por poner sólo algunos ejemplos.

Tapia apunta que, aunque la cuota media de pantalla de BTV, del 0,9%, todavía es pequeña con relación a la de las grandes cadenas generalistas, este porcentaje casi se dobla por la noche, que es cuando se han producido los mayores cambios, lo que indica que la cadena está en la línea acertada. El director general, además, ofrece otro dato que le satisface: asegura que el perfil del telespectador de BTV es el de una persona "lectora de diarios y ligeramente escorada hacia la izquierda. Digamos que, en general, es gente con opinión sobre lo que sucede a su alrededor y creadora de opinión". Todos estos resultados indican, según Tapia, que BTV "está contribuyendo al pluralismo informativo" que la existencia de TV-3 no garantiza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de julio de 2003