Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Swiss reducirá su flota a casi la mitad y recortará 3.000 empleos

La temida reestructuración de la compañía Swiss se va a traducir en la cancelación de 25 vuelos de larga duración a partir de este otoño. Es decir, de los 96 destinos que la empresa helvética cubre actualmente, sólo va a ofrecer 71. En Europa, Swiss seguirá volando a 41 lugares (contra 56) y los destinos intercontinentales serán reducidos a 30 (cuando actualmente se ofrecen 40). La flotilla de aviones también sufrirá un recorte drástico: de los 108 aviones que posee en la actualidad, solamente quedarán en servicio 79. La medida supondrá como "daños colaterales" el desempleo de 3.000 personas, de una plantilla de 9.000, y afectará económicamente a varias ciudades.

Pequeños aeropuertos como los de Lugano y Berna serán los más afectados. Este último dejará de ser atendido. El aeropuerto de Ginebra, por su lado, perderá 8 de las 18 rutas que mantenía hasta ahora, mientras que el de Zúrich, el más importante de Suiza, suprimirá 22 vuelos de los 92 que actualmente propone. Basilea sólo suprimirá ocho vuelos.

El pasado 25 de junio, el Gobierno anunció que la compañía aérea iba a sufrir importantes modificaciones. Ya en esa ocasión el Gobierno anunció que no iba a intervenir financieramente para sanear las cuentas de Swiss, tal como lo hizo en abril de 2002 para salvar de la quiebra a la difunta Swissair.

En esa ocasión, los contribuyentes suizos tuvieron que pagar una subvención federal de más de 1.500 millones de euros. Sin embargo, la medida no tuvo éxito: Swissair desapareció y Swiss nació precisamente de los restos de la primera con la fusión de Crossair, una filial que cubría los vuelos nacionales.

Según Jean Pierre Donzé, portavoz de Swiss, las medidas anunciadas ayer permitirán un ahorro de unos 1.000 millones de euros, aunque reconoció que todavía se necesitan unos 300 millones de euros más para asegurar la estabilidad financiera de la aerolínea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de julio de 2003