El PRI derrota a Fox en unas elecciones dominadas por la abstención en México

Las elecciones legislativas del domingo en México concluyeron con un fuerte batacazo del presidente Vicente Fox. Su Partido de Acción Nacional (PAN) pasará de 205 diputados -la Cámara tiene 500 escaños- a un máximo de 158. El Partido Revolucionario Institucional (PRI), que perdió hace tres años la presidencia, ha aumentado su mayoría relativa en la Cámara de 208 diputados a un máximo de 227. También el Partido de la Revolución Democrática (PRD) experimentó un notable ascenso y casi duplicó sus 52 escaños. En este descalabro de Fox, que compromete seriamente su programa de reformas -ya estancado-, la abstención alcanzó el 60% del electorado: de los 64,7 millones de mexicanos inscritos en el censo, sólo votaron 26,5 millones.

Más información
Varapalo a Fox

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS