El PSOE gana la alcaldía de Hoyo con el voto de un concejal tránsfuga

El socialista Fernando Esteban se convirtió el pasado viernes en alcalde de Hoyo de Manzanares (6.000 habitantes) tras una extraña votación de investidura en la que fue decisivo el voto de un concejal del partido independiente Hoyo Somos Todos, que se negó a apoyar al candidato de su grupo y sí votó a favor de Esteban. La responsable de Política Institucional de la Federación Socialista Madrileña, Ruth Porta, rehusó considerar el hecho como un "caso de transfuguismo" y aseguró que "todo se ha reducido a una irregularidad jurídica en la forma de plantear las votaciones", aunque no aclaró si Esteban renunciará a la alcaldía. El PP ya ha anunciado que recurrirá la votación.

La corporación de Hoyo está formada por 13 concejales: seis del PP, cuatro de Hoyo Somos Todos (HST), dos del PSOE y uno de IU. Socialistas, independientes e IU habían pactado apoyar al candidato de HST y alcalde desde 1999, José Luis Gervás, y renovar así el acuerdo de gobierno tripartito que ha regido en el municipio en los últimos cuatro años, según explicaron a este periódico la socialista Ruth Porta y el propio Gervás. Pero todo se fue al traste inesperadamente durante la sesión de investidura del viernes. Tras abstenerse en la votación que iba a dar la alcaldía a Gervás, y dejarlo así empatado con la candidata del PP, el concejal independiente Rafael Ferrer dio su voto al aspirante del PSOE, que se convirtió en el nuevo alcalde.La votación de los aspirantes a alcalde en Hoyo de Manzanares se realizó de una manera un tanto peculiar. El secretario del Ayuntamiento propuso, según relataron ayer todos los grupos, celebrar varias votaciones sucesivas y que, en cada una de ellas, los concejales dieran o negaran, a viva voz, su voto a cada candidato. Así, en una primera votación se presentó la candidata del PP, Rosario Ruiz Moreno, que recibió seis votos a favor (los de su grupo), seis en contra y una abstención inesperada: la del concejal independiente Rafael Ferrer (que, según había decidido su grupo, debía votar en contra).

Al no obtener Ruiz mayoría absoluta, se pasó a una segunda votación, en la que el candidato a votar era el de Hoyo Somos Todos (HST), José Luis Gervás. Los populares votaron en contra, y a favor emitieron su voto PSOE e IU -como dictaba el acuerdo de gobierno- y tres de los cuatro ediles de HST. El cuarto, Rafael Ferrer, volvió a abstenerse. Había, pues, empate técnico entre PP y HST.

"Nos pusimos muy contentos, porque, según la ley, si hay empate gana la lista más votada, o sea, nosotros", recuerda la candidata del PP. "Pero entonces el secretario preguntó si alguien más quería someterse a la votación y el candidato del PSOE dijo que sí, que él se presentaba". Efectivamente, Fernando Esteban se sometió a la votación y, sorprendentemente, la ganó por mayoría absoluta, gracias a los votos del PSOE, de IU y de los cuatro concejales de HST.

"Sin duda, un tránsfuga"

"¡Es que si no votábamos a Esteban iba a ganar el PP! Una vez que la traición de uno de mis concejales me había dejado sin la alcaldía, lo único que podía hacer yo era apoyar al del PSOE, para que al menos se mantuviera, en parte, el pacto de gobierno", cuenta con resignación José Luis Gervás. El candidato independiente asegura que la actitud de su número dos, Rafael Ferrer, fue "toda una sorpresa" que aún "no se explica".

"Antes de la votación vino a verme y me dijo: 'Vas a ser alcalde. Pero quiero la Concejalía de Hacienda'. Y yo le garanticé que la tendría. ¿Cómo iba a imaginar que me traicionaría? Para mí, ese concejal es, sin lugar a dudas, un tránsfuga", subraya Gervás.

Sin embargo, la socialista Ruth Porta -cuyo partido sufrió en carnes propia hace menos de un mes la traición de dos de sus diputados electos en la Asamblea- sostiene que en Hoyo "el PSOE no se ha servido del voto de un tránsfuga" para hacerse con el bastón de mando. "Lo que ocurre es que la investidura se desarrolló de manera irregular, así, votando candidato a candidato, y eso ha dado lugar a este lío. Estamos esperando a ver el informe jurídico, lo estudiaremos y decidiremos qué hacer", señaló Porta, que "no descarta" que Esteban se mantenga en el cargo aun con el voto de un edil que rompió la disciplina de su grupo.

El flamante alcalde declaró a Europa Press: "Les aseguro que no había nada pactado. Supongo que Dios ha querido que sea alcalde, ya que, aunque no sea muy amigo mío, esto es un milagro".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 05 de julio de 2003.