Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un libro repasa los 250 años de historia del barrio

Diez autores recuerdan los hechos de una de las pocas barriadas centenarias de Europa que tiene fecha de fundación

La idiosincrasia de la gente, la presencia del mar y la playa, el peculiar urbanismo, la importancia del deporte, la huella de la industria, la reconocida restauración y, finalmente, las perspectivas de futuro. Son los aspectos de la historia de la Barceloneta que repasa Barceloneta, un cuarto de milenio, el libro que han editado el Ayuntamiento de Barcelona y Gas Natural para celebrar el 250º aniversario del barrio.

Lluís Permanyer, Josep Maria Huertas, Josep Maria Vilanova, Quim Larrea e Isabel de Villalonga son algunos de los 10 autores de la obra. Cada uno de ellos escribe sobre uno de estos ángulos, acompañados por magníficas fotogra-fías e ilustraciones de varios autores.

Desde la colocación de la primera piedra, el 3 de febrero de 1753, hasta la situación actual y los retos que afronta la Barceloneta, el libro recorre la historia de un barrio que, como recuerda el comisionado para la celebración del aniversario, Pere Serra, es de los pocos de Europa que tiene una fecha concreta de fundación, aunque fuera en tierras ganadas al mar y como consecuencia de una derrota militar, la que destruyó el barrio de La Ribera. La Barceloneta se levantó para albergar a los habitantes del desaparecido barrio, los marineros y los trabajadores portuarios. Comienza ahí el crecimiento de la Barceloneta, que en 1800 contaba ya con 607 viviendas y poco más de 3.000 habitantes, frente a los 15.000 del año 2000.

Cada uno desde su peculiar óptica, los autores del libro recuerdan las fechas y los hechos que han marcado la vida del barrio del mar: la epidemia de fiebre amarilla que obligó a desalojarlo en 1821; las tardes de corrida en la arena de El Torín -la primera plaza de toros estable que tuvo Barcelona-; el establecimiento y posterior desmantelamiento de las compañías Catalana de Gas y La Maquinista y las consecuencias que tuvo para los habitantes del barrio; los cambios en el entorno producidos, por ejemplo, por el derribo de la Ciutadella y su conversión en parque urbano, y la creciente densificación producida por sucesivas autorizaciones para añadir plantas a los edificios originales.

Por supuesto, aparecen en el libro los quarts de casa, fruto de la partición de viviendas, a los que el cronista Lluís Permanyer llama quarts de cop de puny, y la vida en las estrechas calles, los primeros baños y la fama del barrio como lugar de ocio. También la vanguardista Escola del Mar y el hospital del Mar, los tinglados y el Somorrostro, cercano asentamiento de barracas sobre la playa. Los merenderos, más tarde convertidos en chiringuitos, y la urbanización de las dos fachadas del barrio: el paseo Nacional y el paseo Marítimo. Todo ello para llegar a las reformas en el entorno impulsadas en la época preolímpica y la construcción de nuevos equipamientos.

El libro, que se regalará a todas las familias del barrio, desmonta también algunos tópicos sobre la Barceloneta y alerta del envejecimiento de la población y del mal estado en el que se encuentran muchos de los edificios. En este sentido, todos los autores coinciden en que el futuro de la Barceloneta pasa por resolver su eterna asignatura pendiente: la vivienda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de julio de 2003