Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un estudio de la Universitat ciñe la dislexia a un problema del habla

La dislexia es un problema principalmente del habla y, en contra de la mayoría de teorías que existían sobre su origen, no parece estar vinculada a alteraciones auditivas, visuales o dificultades de coordinación. Ésta es la conclusión a la que ha llegado un grupo de investigadores de la Universitat de València, el Centre National de la Recherche Scientifique de París y el University College de Londres, que han publicado de forma conjunta las conclusiones del trabajo en la revista Brains.

Según el responsable del proyecto en la Universitat, Juan Castellote, profesor del departamento de Educación Física y Deportiva, el estudio realizado sobre estudiantes universitarios sometidos a una batería de diversas pruebas -entre los que se encontraban diversos tests psicométricos, fonológicos, auditivos, visuales y de coordinación- demuestra que los déficits sensoriales y motores, en el caso de que coexistan con la dislexia "no juegan un papel crucial".

Castellote destacó que este trabajo servirá para desterrar la falsa creencia de que junto a la dislexia existen una serie de problemas asociados que llegan a pesar como un "estigma social" sobre las personas afectadas por esta disfunción desde edades muy tempranas. "La integración social ha de ir facilitada por la erradicación de falsos estigmas marginadores. Además, las marcas sociales pueden mermar la escolaridad, tal y como ocurre cuando se margina al chaval en la práctica de determinados juegos o deportes a causa de un trastorno aparentemente asociado a la dislexia que realmente no existe", apuntó el profesor Castellote.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de julio de 2003