La Fundación Montenmedio consolida su colección con siete proyectos internacionales

Las obras, realizadas para la dehesa, se nutren del pasado y la memoria política española

La Fundación Montenmedio Arte Contemporáneo (NMAC), un centro que nació en 2001 en pleno parque natural en Vejer de la Frontera (Cádiz), inaugurará mañana siete nuevos proyectos con los que consolida su colección. El danés Olafur Eliasson, la surafricana Berni Searle, el chino Huang Yong Ping, el español Fernando Sánchez Castillo y el japonés Michael Lin son algunos de los artistas que han realizado obras especialmente para la dehesa de Montenmedio, en un diálogo con la naturaleza. "Todo nuestro esfuerzo está encaminado a dinamizar culturalmente esta zona y conseguir que la gente se acerque al arte contemporáneo", aseguró ayer Jimena Blázquez, directora del NMAC.

Huang Yong Ping, que abandonó su país tras la tragedia de Tien Anmem y actualmente vive en París, quedó fascinado con el pasado árabe de Andalucía. "Él leyó en algún sitio que Andalucía llegó a tener 3.000 hammanes y decidió utilizar uno de los barracones del ejercito abandonados que hay en la fundación para crear su obra Hamman. Ha sido el proyecto más complicado de todos porque se ha construido a tres metros bajo tierra, y la obra ha durado siete meses", explicó Jimena Blázquez, directora de Montenmedio Arte Contemporáneo.

Los siete nuevos proyectos, que se han producido con un presupuesto de 300.000 euros de los cuales 100.000 se han destinado a Hamman, se suman a los 11 anteriores y se exhiben en plena naturaleza, diseminados en las 30 hectáreas de dehesa que ocupa la fundación.

"Siempre intento elegir espacios o edificios que estén en funcionamiento, porque no quiero que mi trabajo se convierta en el punto de foco", explicó ayer el japonés Michael Lin que ha creado Jardín pasadizo. La obra es una intervención en el barracón-oficina de la fundación inspirada en un jardín oriental. La surafricana Berni Searle ha continuado con el video-instalación Hogar y exilio su investigación sobre las fronteras. "Este lugar es perfecto para mi proyectos porque está entre dos continentes. Trabajo con el sentimiento de inestabilidad que produce estar en un lado de la frontera y coloco al público entre los dos, en un no espacio", comentó la artista.

El madrileño Fernando Sánchez Castillo, que junto a la catalana Ester Partegàs son los únicos españoles que se incorporan este año a la colección, ha realizado Fuente, a partir de un camión antidisturbios de los que se usaban en España durante la dictadura. "La pieza forma parte de mi trabajo sobre los trofeos, la representación del poder desde el punto de vista de los perdedores. Es también una metáfora de cómo un elemento opresor puede convertirse en un juguete", comenta Sánchez Castillo.

El NMAC presenta también la obra de la portuguesa Joana Vasconcelos Opio y añade otras dos producidas en 2002: las de los gemelos gaditanos MP & MP Rosado y el madrileño Santiago Sierra, quien representa este año a España en la Bienal de Venecia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 03 de julio de 2003.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete