Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Derrame Rock reúne durante tres días a 59 grupos en Langreo

El festival se decanta por los sonidos fuertes y las bandas españolas

Las diversas tendencias del rock español conviven desde ayer, y durante tres jornadas consecutivas, en Langreo (Asturias). La octava edición del Festival Derrame Rock ha congregado en el recinto de La Moral, a kilómetro y medio de la localidad langreana de La Felguera, en el valle industrial del Nalón, a 59 bandas (todas españolas, con la salvedad de la portuguesa Moonspell) y a casi 15.000 espectadores, el aforo máximo de las instalaciones.

Con una especial sensibilidad hacia el rock duro en sus diferentes variantes (duro, heavy metal, metal de vanguardia, rock radical, punk-rock), pero sin excluir el rock and roll y el resto de formulaciones (este año se incorpora como novedad el estilo hip-hop), el cartel del Derrame Rock reúne, en tres escenarios simultáneos, y a lo largo de 16 horas y media continuas cada día (de 13.00 a 5.30), a un amplio elenco representativo de la música más cañera española desde los años ochenta a la actualidad, arropado todo ello con 175 watios de sonido y 600.000 de luz.

Ayer estaban previstas las actuaciones de, entre otros, Coilbox, Crash, Kannon y Karbón 14. Para hoy están comprometidas los grupos Biotech, Barón Rojo, Jacky Trap, Hamlet, Sôber, Avalanch, Saratoga, La Polla, Sugarless, Segismundo Toxicómano, Vendaval, Bulldozer, Lujuria, Disidencia, Human, Berri Txarrak, Red Wine, Beethoven R., Tiro na Testa, Warcry, A Palo Seko y Moonspell. Y mañana tocarán Transfer, Mala Reputación, Los Muertos, Dixebra, Ilegales, Rosendo, Fede Ratas, Reincidentes, Porretas, Boikot, Violadores, Silencio ABS, MKB, MCD, Vantroi, La Fuga, L.E.Flako, Yoesdee, Mendozah, Vecinox Lokos, Break Dance, Tote King, LOR, Rapsusklei y SFDK.

La productora asturiana Santo Grial, promotora del acontecimiento, mantiene así su compromiso con el rock ibérico, en lo que su portavoz, Chalsetto, define como "una apuesta" por los grupos nacionales, que "están pasando", asegura, "por un buen momento".

Ésta será la última edición del Derrame que se celebre en los terrenos de La Moral, aunque se mantienen negociaciones para su continuidad en el municipio de Langreo. Este año se ha ampliado el recinto, la zona de acampada, el mercadillo y la oferta de servicios, así como el área de aparcamiento, entre el 20% y el 50% según casos.

Como novedad en la programación se ha incorporado la convocatoria del que será el primer concurso de grafitos Derrame Rock, que se dirimirá mañana, y una competición de break dance.

El festival cuenta con un presupuesto de 360.000 euros y las localidades se venden a 42 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de junio de 2003