La Universitat impartirá asignaturas 'on line' en los 60 títulos que ofrece

Los alumnos también podrán simultanear el estudio de dos carreras

La Universitat de València no está dispuesta a perder el tren de las tecnologías en el complejo horizonte del próximo curso: un año en que confluirá la graduación de la última generación del baby boom -un fenómeno que permitió estabilizar la matrícula frente a la caída de demográfica en los 90- con la creciente competencia de los centros privados. Para ello, ultima un catálogo con varias asignaturas on line de los 60 títulos que imparte. Además estrenará la opción de simultanear el estudio de dos carreras.

Los más de 50.000 alumnos que estudian en la mayor institución universitaria de la Comunidad Valenciana podrán empezar a estudiar alguna de las asignaturas de sus carreras de manera "no presencial" a través de las posibilidades que ofrece la teleformación vía on line, a partir del próximo curso. Así lo anunció ayer el rector Francisco Tomás, tras la reunión del Consejo de Gobierno en el que se aprobó la oferta académica completa del próximo año académico, entre cuyas novedades la Universitat ultima también una reforma de los planes de estudio para que los alumnos puedan simultánear el estudio de dos carreras, que arranca con las ingenierías de Telecomunicaciones y de Informática y Telemática; mientras se ultima la reestructuración para las carreras de de Administración de Empresas (ADE) y Derecho.

El lanzamiento de la experiencia supone, en la práctica, la puesta en marcha de proyectos piloto diseñados con la mirada puesta en la creación de un espacio superior europeo definido en la Declaración de Bolonia firmada por los quince, que estará en funcionamiento en 2010.

La puesta en marcha de la teleformación estará dirigida por el vicerrector de las titulaciones TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación), que ayer mismo ultimaba el contrato del soporte informático con una empresa. Con todo, una de las asignaturas en las que la Universitat lleva la delantera es un proyecto de integración de discapacitados (en colaboración con la Politécnica de Valencia) financiado dentro del Programa Horizon que la Unión Europea aprobó en 1997-98 y la situó a la cabeza del resto de universidades españolas.

En coherencia con esta trayectoria, el Consejo de Gobierno aprobó también la creación del Vicerrectorado de Estudiantes con Discapacidad, en una universidad que sólo en este curso tiene matriculados ya 315 estudiantes con diferentes deficiencias visuales, motrices o auditivas, lo que supera con creces la matrícula de hace cinco años, cuando inició el programa con 79 alumnos (cifra que entonces, de acuerdo con un estudio comparado, ya superaba a los 47 estudiantes matriculados en Salamanca, los 42 de la Complutense o los 42 de la Autònoma de Barcelona). El vicerrectorado viene precedido por la actual Asesoría de Estudiantes con Discpacidad, impulsada ese mismo año por el profesor Francisco Alcantud, con el objetivo de "garantizar la igualdad de condiciones" con el resto de compañeros y en todas las áreas de la vida universitaria (ordenadores adaptados, apuntes grabados en cinta o exámenes en Braille).

El penúltimo Consejo coincidió también con el primer día de trabajo del recién nombrado consejero de Educación, Esteban González Pons, quien, -fiel al "compromiso" enunciado el día anterior en su toma de posesión- acudirá hoy a la Universitat para presentarse ante el rector Tomás, en un encuentro cargado de simbolismo por la escenografía elegida para inaugurar la publicitada "nueva etapa de relaciones del Consell con las Universidades valencianas."

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de junio de 2003.