Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS INSTITUCIONAL EN LA COMUNIDAD DE MADRID

El PP mantiene que las 78 incorporaciones fueron correctas

El Partido Popular mantiene que "no hubo ninguna irregularidad" en las 78 afiliaciones de la localidad madrileña de Villaviciosa de Odón en 2002 sobre las que la entonces presidenta local del partido, Pilar Martínez López, alertó al secretario general del PP en Madrid, Ricardo Romero de Tejada. "Estas solicitudes de afiliación llegaron al Comité Ejecutivo Regional, que los trasladó al Comité Regional de Afiliaciones para que los estudiara", aseguran fuentes oficiales del PP. Ese comité de afiliaciones "los examinó y no vio indicios de irregularidad, y les dio el cauce normal".

Entre esas 78 afiliaciones se incluyen las de los constructores Francisco Bravo Vázquez y Francisco Vázquez Igual, ligados con los socialistas Eduardo Tamayo y Teresa Sáez, expulsados la semana pasada del PSOE y calificados de "corruptos" por el partido socialista.

Al PP no le consta que las cartas remitidas por Pilar Martínez a Ricardo Romero de Tejada para solicitarle que "retirara dichas afiliaciones del censo" tuvieran respuesta escrita. Martínez argumentaba en su primer escrito (de 28 de junio de 2002) a Romero de Tejada que las afiliaciones se habían realizado sin cumplir el requisito estatutario de "solicitarlas por escrito" ante "el Comité Ejecutivo Local de la población en la que reside o esté censado el solicitante". Martínez, en otra carta del 2 de julio, pedía a Romero de Tejada que solucionara la "confrontación" que estaba "provocando entre los afiliados" la afiliación de esas 78 personas.

Ninguna impugnación

El argumento oficial del PP es que "no hubo ninguna impugnación" de las afiliaciones. Después, "se produjo un proceso de elección interna para nombra al Comité Ejecutivo Local en el PP de Villaviciosa al que se presentaron, como candidatos a presidente, Nieves García y Eusebio Martín". García es ahora alcaldesa de Villaviciosa.

En esas elecciones internas, la candidatura de García obtuvo 175 votos y la de Martín, 87. El PP destaca que la diferencia de sufragios entre ambos, 98 en total, supera en número a las afiliaciones que ahora están en entredicho. Respecto a lo que el PP tiene pensado hacer ahora, la respuesta oficial es que "la afiliación a un partido político es un derecho de cualquier ciudadano". Estas fuentes añaden que la alcaldesa ha pedido a los dos constructores que se den "de baja voluntaria para que el PP no se vea afectado por un escándalo que afecta exclusivamente a la Federación Socialista Madrileña". Apostillan que no tiene "nada" contra estos constructores, que "no han cometido ningún delito ni están inhabilitados". E ironizan: "Salvo que ser empresario sea ahora un delito".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de junio de 2003