Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CATALUÑA Y ANDALUCÍA | LOS PARTIDOS HACEN AUTOCRÍTICA TRAS EL 25-M

Dos citas para avanzar perdiendo

Entre finales de octubre y, como muy tarde, marzo de 2004, cuando se celebren las elecciones generales, habrá comicios autonómicos en Cataluña y Andalucía. Ni en Cataluña ni en Andalucía el PP tiene posibilidades reales de ganar las autonómicas pero en ambas plazas confía, según Javier Arenas, en avanzar posiciones.

La primera cita será en Cataluña, donde el PP pretende comenzar su trabajo de precampaña el 1 de septiembre. Eso obliga a proclamar antes de agosto, que es en la práctica inhábil en términos políticos, a Josep Piqué como cabeza de lista del PP. El resultado del 25-M en Cataluña permite, según Arenas, pronosticar unas elecciones "interesantes" a Piqué, que tendría que dejar el Ministerio de Ciencia y Tecnología en pocas semanas. "Hemos mejorado nuestros resultados respecto al año 1999 en un clima político muy complejo", asegura Arenas. "Y eso nos abre mucho el espacio político de centro en Cataluña, en que han tenido un papel relevante en el pasado CiU y el PSC. Pero ambos ahora nos están brindando la posibilidad de llenar ese espacio de centro que han dejado ellos al optar por la radicalidad".

En Andalucía, "los resultados del 25 de mayo son la antesala de unas elecciones autonómicas muy competidas" en las que Teófila Martínez "será la candidata, pues ya está nombrada". El PP, según su secretario general, "ha mejorado claramente en las capitales y tiene cinco mayorías suficientes, y el PSOE sólo va a gobernar en Sevilla, lo que nunca había ocurrido. También hay un crecimiento muy importante del PP en las ciudades intermedias, sobre todo las vinculadas al sector servicios, desde el Poniente almeriense hasta la provincia de Huelva". Mientras, los populares puede perder Almería si el PSOE pacta con un concejal que se fue del PP por discrepancias con su dirección.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de junio de 2003