Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sebastià Garcia renuncia como concejal en Dénia y deja la política activa en el Bloc

Sebastià Garcia i Mut, ex alcalde de Dénia y cabeza de lista del Bloc Nacionalista Valencià en las pasadas elecciones municipales, anunció ayer que abandona la política activa, deja sus cargos públicos y renuncia a su acta de concejal en el Ayuntamiento de Dénia por razones "particulares y personales".

El dirigente nacionalista continuará trabajando y colaborando en los órganos de dirección del Bloc, aunque en un segundo plano, ya que tiene previsto incorporarse a su actividad docente en un colegio de esta localidad de la Marina Alta. Sebastià Garcia, único representante que el Bloc tuvo en la pasada legislatura en la Diputación de Alicante, reconoció que "los resultados electorales no han sido excesivamente buenos, ni los previstos", aseguró que con esta decisión de renunciar al acta de concejal da "una lección", y añadió: "No debemos perpetuarnos en los cargos públicos, dejo un magnífico equipo en el Ayuntamiento, liderado por Pau Reig, y no debo asumir más protagonismos". Sebastià Garcia recordó que se ha presentado a siete elecciones consecutivas. Durante 16 años ha sido concejal en Dénia y en los últimos cuatro asumió la responsabilidad de ser diputado provincial. En la Diputación, Garcia se encargó de fraguar en las comarcas del sur varias agrupaciones locales del Bloc para extender la implantación del partido.

Los nacionalistas confiaban en mantener un diputado por la Marina Alta, y tenían expectativas de alcanzar un segundo representante por la comarca de l'Alacantí. Con este resultado se había barajado la posibilidad de que en un hipotético gobierno de izquierdas Garcia asumiera la vicepresidencia y algunas áreas, como la de Cultura. Sin embargo, el Bloc ha quedado fuera de la Corporación provincial, y los socialistas, alejados del poder. Garcia minimizó las consecuencias de los resultados electorales y dio por cerrada su etapa en la política activa en primera línea.

Mientras, en Dénia se ha alcanzado un principio de acuerdo para dar luz verde a un pacto de progreso que garantice la gobernabilidad en el Ayuntamiento, y que incluiría a los siete ediles del PSPV, a los cuatro del Bloc y al único representante de Els Verds. "Tenemos una declaración de intenciones de alcanzar un acuerdo de progreso para la localidad", comentó la canditada a la alcaldía por el PSPV, Francisca Viciano, que anunció que a partir de hoy se reunirán con los representantes de la futura coalición de gobierno para establecer objetivos y prioridades sobre los programas políticos de cada formación. El Bloc aseguró que no pactará ni con el PP ni con Gent de Dénia y que defenderá un gobierno progresista.

Por otro lado, el secretario de política municipal del Bloc, Enric Carbonell, reiteró ayer que los concejales de esta formación "nunca" votarán a los candidatos del PP, pero matizó: "Tampoco apoyaremos a aquellos candidatos que se han significado durante la última legislatura y la campaña electoral por su beligerancia contra los candidatos nacionalistas y por los ataques continuos", según informó la dirección del Bloc en un comunicado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de junio de 2003