Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La conquista de lo inútil

'Al filo de lo imposible' dedica un especial al Everest cuando se cumplen 50 años de la ascensión de Hillary y Tenzing Norgay

"No es la más difícil, ni la más bonita", reconoce Sebastián Álvaro, director, realizador y guionista de Al filo de lo imposible, pero hacer cumbre en el Everest (8.848 metros) representa más que ninguna otra gesta "la conquista de lo inútil". Estos días se celebra el 50º aniversario de la llegada de un apicultor neozelandés,

Edmund Hillary, y un sherpa nepalí, Tenzing Norgay, al techo del mundo. Otros muchos lo intentaron antes, y la desaparición de Andrew Irvine y George Mallory en 1924 cerca de la cima envuelve en sombras la cifra redonda. ¿Y si no fueron los primeros? A estos "aventureros románticos" y a los que respetan su espíritu dedica hoy Al filo de lo imposible su especial 'La conquista del Everest' (La 2, 22.00).

"Vamos a recuperar el espíritu de los aventureros románticos", asegura el director del programa de La 2

El documental, de una hora, explica Álvaro, recupera imágenes grabadas por el equipo de Televisión Española desde hace 20 años -cuatro ascensiones, dos de ellas llegando a la cima-, documentos inéditos del Alpin Club de Londres, filmaciones del Museo de la Montaña de Turín y testimonios de alpinistas como John Hunt o Reinold Messner, cuyas biografías estarán para siempre ligadas al "tercer polo de la Tierra", el punto del planeta más cercano al cielo.

Ahora que el Everest se ha convertido en "un circo de feria" para alpinistas emblemáticos del programa como Juanito Oiarzabal, cuando las expediciones comerciales -"que pagan entre 50.000 y 70.000 dólares" por llegar a la cumbre, que profanan con sus botellas de oxígeno- llevan camino de convertir la escalada en un destino turístico, Al filo... intenta recuperar "lo que ha representado" la mítica montaña del Himalaya.

"Nuestro empeño", defiende Álvaro, "es demostrar que el alpinismo es algo más que deporte. Que tiene que ver con la visión científica e ilustrada que movió a los primeros conquistadores (británicos, suizos, franceses...)". El reportero recuerda la máxima de uno de ellos, George Mallory: "Luchar y comprender, nunca lo uno sin lo otro. Ésa es la ley".

El equipo de Al filo... trabaja con "la capacidad de perseguir un sueño que nos fabricamos, que es lo que define a la especie humana", añade Álvaro.

"Si alguien me preguntara cuál es la utilidad de intentar escalar el pico más alto del mundo, debería decirles que ninguna. Simplemente la gratificación de un impulso", reconocía Mallory antes de desaparecer en el empeño, el 8 de junio de 1924.

La conquista del Everest reflexiona sobre lo relevante de hacer el camino, una satisfacción mayor que alcanzar la cumbre. Así lo entendió el italiano Messner, el primer alpinista que, en 1980, subió el ochomil en solitario por la cara norte y sin oxígeno complementario, y para quien la importancia del hito radica en "aprender a mirar hacia dentro y hacia fuera".

El equipo de Al filo de lo imposible seguirá intentando "rutas difíciles en el Himalaya, sin gente, sin hacer uso de botellas...", promete Sebastián Álvaro. "Vamos a recuperar el espíritu de los aventureros románticos y vamos a ganar esa batalla", confía. Porque los exploradores de la cadena pública presumen de emprender proyectos "que ha hecho muy poca gente o los ha hecho de forma diferente".

En una semana vuelve a la región Oiarzabal a la conquista de otro ochomil, el Karakorum, mientras un grupo se desplaza a filmar a Groenlandia.

Entretanto, y probablemente hasta finales de septiembre, Álvaro guarda un "periodo de reflexión". Hace dos meses, Javier Iturriaga Arrabal, miembro de Al filo... moría mientras el equipo de TVE filmaba un descenso de cañones en la isla caribeña de Guadalupe, y su compañera de cordada, Ester Sabadell, quedaba malherida. "Hay cosas que entiende la cabeza -son gajes del oficio-, pero el sentimiento va por otro lado", reflexiona el reportero. "Y tengo miedo de volver a colgarme de una cuerda", reconoce.

[Álvaro y Oiarzabal, entre otros, son los invitados de Mundo Babel (10.00, Radio 3) que hoy se reúnen para celebrar el 50ª aniversario de la conquista del Everest].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de junio de 2003