Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Aparcamientos y minusválidos en Sevilla

Trabajar en la recuperación de personas discapacitadas depara tanto las mayores satisfacciones como las decepciones más amargas; el problema es que las alegrías suelen proceder de las ganas y el entusiasmo de los pacientes, y las decepciones, las más de las veces, de administraciones que se empeñan en dificultar la integración de este colectivo.

No es posible, a estas alturas, que la tremenda lucha que llevan a cabo estas personas para recuperar su independencia personal se vea ensombrecida por la acción de entidades públicas. El último ejemplo se ha producido con la apertura del nuevo aparcamiento subterráneo en la calle Virgen de Luján, donde las dificultades de paso para los minusválidos son más que notorias y al que apenas podrán acceder un 5% de las personas que se ven obligadas a utilizar una silla de ruedas.

La recuperación de los minusválidos es una tarea común y acciones como la que ha llevado a cabo el Ayuntamiento de Sevilla con el citado aparcamiento en poco o nada ayudan a que este colectivo se sienta integrado. Como presidente del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Andalucía me veo en la obligación de expresar el profundo malestar de los profesionales a los que represento cada vez que se da una circunstancia de este tipo y de declarar nuestra solidaridad con el colectivo de minusválidos con el que trabajamos y al que acompañamos en su lucha diaria por la integración.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de mayo de 2003