OPINIÓN DEL LECTORCartas al director
i

Nuevos barrios

Hace varios años nos vendieron a bombo y platillo unos ambiciosos proyectos urbanísticos conocidos como PAU. Estaban destinados a cubrir la alta demanda de vivienda. No sólo no han cumplido este objetivo, sino que además han causado que miles de familias (sólo en el PAU de Vallecas se proyectan 26.000 viviendas) estén pagando cuotas que año tras año se incrementan haciendo de la necesidad constitucional de poseer una vivienda, un bien de lujo.

Muchas de estas familias se tienen que retirar de la carrera que supone poseer una vivienda ya que el aumento del precio (se calculan unos 6.000 euros anuales de media) les impide compaginar esos pagos con sus gastos mensuales tan necesarios como el alquiler de su piso. Y el principal responsable de esta espiral de despropósitos e incompetencias es el gobierno municipal y autonómico. El mismo que adjudica la gestión y construcción de viviendas de protección a empresas privadas. El mismo que no controla los plazos que prometieron e incumplieron las promotoras. El mismo que permite y se beneficia del retraso de la urbanización general.

Basta de sonrisas electorales y propaganda sin sentido donde se ponen en juego las casas de miles de familias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 24 de mayo de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50