Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre mata a su madre y oculta su cadáver durante dos años

El supuesto parricida guardó el cuerpo bajo una cama de su casa

Alfonso Medina, de 53 años, ingresó ayer en la unidad psiquiátrica del hospital Gregorio Marañón, después de que el lunes por la noche la policía, alertada por los vecinos, encontrara el cadáver de su madre, Avelina Pérez García, de 83 años, bajo una cama. Según las primeras investigaciones, la progenitora llevaba muerta unos 27 meses. Medina, con problemas mentales, ha declarado que la mató a martillazos.

El macabro hallazgo se produzco gracias a la denuncia de los vecinos que llevaban varios meses sin ver a Avelina por la escalera. Además, de su casa, el tercero derecha del número 13 de la calle de Larra (Centro), salía un nauseabundo olor a podrido. Los vecinos alertaron a la policía, que llamó a la puerta, pero el hijo de la víctima se negó a abrir.

Los agentes entraron en la vivienda tras solicitar un mandamiento del juzgado de instrucción número 13. Allí se encontraron con la causa del hedor. La madre del hombre, Avelina Pérez, de 83 años, en avanzadísimo estado de descomposición, estaba envuelta en seis cortinas de baño de plástico y cinta adhesiva . El juez de guardia ordenó la detención del hijo. Éste, en lugar de ingresar en prisión, fue trasladado a la unidad psiquiátrica del Gregorio Marañón. Al ser arrestado dijo que quería "pudrirse en la cárcel" tras haber matado a su madre a martillazos.

Los policías del Grupo X de Homicidios se encargan de las investigaciones y están a la espera de que el forense haga la autopsia al cadáver. Los primeros indicios sí apuntan a que se trata de un homicidio y que éste se produjo hace 27 meses.Los vecinos ya denunciaron hace dos meses en la comisaría de Centro que no veían a su vecina. El hijo señaló entonces que se había marchado a una residencia de ancianos.

Persona conflictiva

Los vecinos de Alfonso Medina le calificaron como una persona conflictiva que siempre estaba causando problemas al vecindario. "Se dedica a insultar a todos los vecinos y empujarnos por las escaleras. Otras veces le daba por escupirnos. En estos años nos ha hecho todas las perrerías que puedan imaginarse", señaló Teresa García, la vecina del tercero centro.

Madre e hijo vivían solos desde que muriera hace más 15 años el padre. Éste fue funcionario del Ministerio de Hacienda. El hijo, que siempre ha tenido problemas mentales, no ha trabajado nunca por sus enfermedades. "No tienen más familia. Jamás ha venido ningún amigo a verles a casa, ya que no se relacionaban con nadie", explica Teresa García. "La mujer lo ha pasado muy mal. Ha sufrido lo indecible, ya que su hijo la pegaba mucho. Ella pasaba a mi casa y me contaba todo lo que le hacía. Yo les oía reñir y cómo su hijo la rompía todas las cosas que tenía", añade, "sabemos que llevaba 27 meses muerta porque es lo que debe el hijo a la comunidad. Seguro que fue morir ella y dejar de pagar", concluyó.

Según García, está tan enfermo que se pasó ocho días acampado delante del palacio de La Zarzuela porque "estaba convencido de que el Rey tenía que darle trabajo". Esta muerte eleva a 50 los homicidios registrados en la región desde principios de año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de mayo de 2003