El vicepresidente de Vivendi quiere comprar las actividades que el grupo pone a la venta en EE UU

Edgar Bronfman Jr., vicepresidente del grupo Vivendi Universal, ha hecho pública su voluntad de adquirir los activos estadounidenses de los que el grupo quiere desprenderse, es decir, sus estudios de cine -el segundo en importancia en el mundo-, los canales de TV de USA Networks, captados por un 80% de los hogares, y los parques temáticos de EE UU, Japón y España (Port Aventura), así como Universal Music. Bronfman asegura estar en disposición de aportar unos 15.000 millones de euros y de asumir una deuda de 5.000 millones.

Se trata de una buena noticia para Vivendi Universal (VU), que quisiera cerrar su desastrosa aventura americana antes de que acabe el mes de junio para centrarse en la lucrativa Cegetel (telefonía móvil) y en el relanzamiento de Canal +. La oferta de Bronfman Jr. compite con la del millonario tejano Marvin Davis, con la de John Malone al frente de Liberty Media, así como las de otros grupos. La acción de VU, al conocerse la noticia, aumentó su valor en un 5% a pesar de que el conjunto del resto de valores perdía un 1,5% de su valor.

Bronfman dice estar al frente de un consorcio de compradores que incluye sociedades financieras como Marrill Lynch y Wachovia o el operador de cable Cablevision Systems. En la actualidad posee el 4% de VU, lo que obligó al actual presidente del grupo a suspender de inmediato la presencia de Bronfman en los consejos de administración y a lanzar un comunicado en el que afirma que "no ha dispuesto de información reciente y sustancial" para así intentar acabar con acusaciones de favoritismo.

En junio del 2000, el canadiense Edgar Bronfman Jr. embarcó a su familia en aventura de VU al dejarse seducir por los planes de Jean-Marie Messier. Eso hizo que aportase a la fusión el 24% que controlaba en Seagram para transformarlo en un 8% de VU, valorado entonces en 8.000 millones de dólares. Hoy ese porcentaje apenas vale mil millones de dólares y nadie sabe si la familia Bronfman va a respaldar al júnior en su tentativa de reescribir la historia. En cualquier caso, su oferta acelerará las de los demás competidores y hará subir el precio de la acción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 21 de mayo de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50