TELECOMUNICACIONES

Los servicios i-Mode de Telefónica exigirán el cambio de móvil

La oferta comienza en junio bajo la marca e-Mocion

Los servicios de telefonía móvil i-Mode, que triunfan en Japón, se incorporarán en junio a la oferta de Telefónica Móviles, que los ofrecerá bajo su marca e-Moción. Estos servicios de juegos, descarga de melodías y de información estarán adaptados al gusto español; pero para acceder al servicio se deberá cambiar de teléfono.

La oferta de i-Mode, que comenzó en Japón hace cuatro años, ya se ha estrenado en Alemania, Holanda y Francia, aunque sin el éxito japonés. La estrategia de la empresa española es algo distinta porque los servicios i-Mode estarán integrados en su portal e-Moción y serán compatibles con los otros servicios de la operadora. "No habrá diferencia de manejo entre los distintos servicios porque todos estarán englobados dentro de e-Moción", señala Luis Ezcurra, director general de desarrollo de servicios de la empresa.

Para acceder a estos servicios de alta velocidad se necesita un teléfono distinto de los actuales, ya que es imprescindible el navegador i-Mode. Los aparatos i-Mode que se vendan en España llevarán también, necesariamente, mensajería multimedia MMS, navegador WAP en color, pantalla en color de gran tamaño, tonos polifónicos; también serán GPRS, ya que la transmisión de datos se efectuará a alta velocidad. En los otros países no se incluye necesariamente MMS.

Teléfonos por 200 euros

Inicialmente se venderán dos modelos de teléfonos NEC y uno de Mitsubishi; a finales de año habrá ya una docena de aparatos de otras compañías; los más caros, con cámara integrada, posibilidad de descarga de programas Java o pantalla en color más grande que los normales. El teléfono más barato costará 200 euros.

La compatibilidad de i-Mode con MMS y otros servicios es lo que ha motivado que la entrada del servicio se haya retrasado unos meses respecto a otros operadores europeos. El servicio se ofrecerá tanto para los clientes de pago como de prepago, lo cual también les distingue del resto de operadores, dice Ezcurra.

Diversos estudios sugieren que la facturación adicional con los servicios i-Mode es de 6 a 8 euros mensuales, de los que la mitad aproximadamente revierten a la empresa del contenido y la otra mitad al operador.

Estos servicios de datos de alta velocidad son la antesala de los servicios de tercera generación o UMTS, que llegarán probablemente el año que viene. El principal obstáculo para su despliegue está, según Ezcurra, en la escasa autonomía de los terminales actuales, que agotan la batería en pocas horas. Los teléfonos UMTS que se comercialicen en España deberán ser compatibles con los GSM y GPRS de ahora.

Una abonada japonesa a los servicios i-Mode.
Una abonada japonesa a los servicios i-Mode.REUTERS

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 21 de mayo de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50