Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Encarnación

No es la primera vez que uso esta sección para manifestar lo que pienso del tan traído y llevado proyecto de la Encarnación. De nuevo recurro a ella para mostrar mi perplejidad ante la postura de los denominados progresistas de esta ciudad, encuadrados en el PSOE, con Monteseirín a la cabeza, el más triste alcalde de la democracia por gestión y sobre todo por su piquito de oro, acompañado siempre por el arquitecto Queraltó, el cual no fue capaz de hacer nada cuando tuvo la oportunidad al frente de la Gerencia de Urbanismo.

Los socialistas no sólo se han dedicado a poner chinitas y pedruscos en el camino, sino que ya públicamente se han quitado la careta y el alcalde se permite el lujo de poner pegas al proyecto después de haber votado a favor hasta tres veces, tanto en el pleno municipal como en los Consejos de Gobierno de la Gerencia, haber apoyado por escrito a la comisión de comerciantes y vecinos que viajaron a Bruselas para defender el proyecto planteado por los andalucistas, y haber respaldado el proyecto en diferentes reuniones, tanto con las asociaciones de comerciantes como con grupos de vecinos en bares del barrio.

No sé si esta nueva variante se debe a las futuras elecciones o a que definitivamente el alcalde se ha convertido en un títere o rehén de los tecnócratas de su partido, de la delegada de Cultura de la Junta de Andalucía, de los arquitectos socialistas incapaces de hacer nada cuando pudieron, o simplemente de esa corriente del PSOE local que prefieren que no se avance en la ciudad si eso supone que otros partidos lo hacen bien.

En fin, los ciudadanos sacarán sus propias conclusiones y votarán en consecuencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de mayo de 2003