Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El IPC se reduce en siete países de la UE por el petróleo, el euro y la debilidad económica

La fuerte caída del precio del petróleo tras el fin del conflicto militar en Irak y la rápida apreciación del euro provocó que en abril el índice de inflación mensual cayera simultáneamente en siete países de la Unión Europea. Esto llevó a que la tasa interanual bajara al 2,1% en la zona euro y al 1,9% en la UE, según datos publicados ayer por Eurostat. Esta contención "pronunciada" en los precios, combinada con el crecimiento nulo del PIB el primer trimestre, podría animar al Banco Central Europeo (BCE) a reducir en breve el tipo de interés (2,50%) para reactivar la economía.

En el conjunto de los países que integran la moneda única, la tasa de inflación mensual entre marzo y abril se situó en el 0,1%. En el conjunto de la UE fue nula. Los precios cayeron en Alemania (0,3%), Francia, Bélgica, Luxemburgo, Austria (0,2%) y Finlandia (0,1%) dentro de la zona euro. El mayor descenso mensual lo registró Suecia (0,4%), fuera del club del euro. Por el contrario, en España, Italia y Portugal la subida fue del 0,8%. La Comisión Europea, a partir de estos datos, asegura que ni en la zona euro ni en el conjunto de la UE están en riesgo de deflación.

Una bajada mensual de los precios, en bloque como ésta, no se observaba en la UE desde enero pasado. Entonces también fueron siete países los que registraron datos negativos, entre ellos España, aunque las bajadas fueron un poco más pronunciadas. Pero fue entre junio y julio de 2002 cuando se observó la mayor caída mensual simultánea, en la que participaron 13 países -excepto Portugal y Alemania. Entonces la tasa interanual se situó en el límite del 2% fijado por el BCE en su política de contención de precios.

La Comisión Europea insiste además en que "sólo se puede hablar de deflación si en términos interanuales se registra un dato negativo". Esta nueva caída mensual simultánea en los precios se tradujo en una moderación en el alza de los precios del 2,4% en marzo al 2,1% en abril, con lo que la inflación se sitúa al mismo nivel que en enero. La tasa interanual se queda así a escasamente una décima del nivel idóneo del BCE. La última vez que la zona estuvo por debajo de ese techo fue en junio de 2002, con un 1,9%.

"Cada vez que hay una caída pronunciada en la tasa interanual de inflación es normal que algunos países tengan índices mensuales negativos, sobre todo si son los grandes", añadió. Los factores que según Eurostat y la Comisión Europea explican este descenso de la inflación son la caída de tres puntos en abril del precio de la energía y de casi un punto en los transportes, a lo que se suma el abaratamiento de las importaciones por la apreciación del euro.

Por países, los índices interanuales más bajos fueron los de Alemania (1%), Austria (1,2%), Finlandia (1,3%) y Bélgica (1,4%). En la cara opuesta de la moneda se sitúan Irlanda (4,6%), Portugal (3,7%), Grecia (3,3%) y España (3,2%). El diferencial de inflación español con la media de la zona euro se redujo en dos décimas, hasta los 1,1 puntos. La bajada mensual del 0,2% en Francia sitúa la tasa interanual en el 2%, informa Joaquín Prieto. Ese frenazo en la inflación se debe a la caída de los productos petrolíferos un 4,1%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de mayo de 2003