Desarticulada una red que introducía rumanos y les forzaba a mendigar

Una red que se dedicaba a introducir en España ciudadanos rumanos de manera ilegal y a los que luego obligaba a ejercer la mendicidad para saldar la deuda contraída con la organización ha sido desarticulada en una operación en la que han participado policías nacionales de Málaga y Huelva. El Ministerio del Interior cifra en 13 las víctimas de la banda, dos de ellas menores.

Las pesquisas han concluido con la detención de cuatro ciudadanos rumanos. Valetín C, de 22 años, máximo responsable de la organización, e Iulica C, de 24, fueron arrestados el pasado 2 de mayo en Málaga acusados de explotación de menores y favorecer la inmigración ilegal. Los otros dos miembros de la banda, Florián A, de 23, y Paul S., de 28, fueron capturados en Lepe (Huelva) el 7 de mayo bajo el cargo de explotación ilegal y de obstrucción a la justicia. Todos han pasado a disposición judicial.

Los detenidos llegaron a cobrar 10.000 euros a sus víctimas para introducirlas en territorio español. La investigación comenzó después de que en la estación de autobuses de Málaga fuera interceptada una furgoneta en la que convivían varios rumanos, entre ellos una menor. En el vehículo se encontraron 800 euros fruto de la recaudación de un día.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 15 de mayo de 2003.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50