Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia Nacional convoca a TVE para juzgarla por presunta manipulación informativa

La Sala de lo Social admite una demanda de CC OO a raíz de la huelga general del 20-J

La Sala de lo Social de la Audiencia Nacional ha fijado para el día 22 una vista por presunta manipulación informativa en Televisión Española como consecuencia de la demanda presentada el 21 de marzo por Comisiones Obreras por vulneración de los derechos fundamentales de huelga y libertad sindical. La Audiencia admitió a trámite en abril la queja, relacionada con la cobertura de la huelga general del 20-J en los telediarios. El sindicato pretende que, en caso de que no haya conciliación, al posible juicio comparezca Alfredo Urdaci, jefe de informativos de TVE.

La demanda considera que el Telediario-2, dirigido y presentado por Alfredo Urdaci, ocasionó un grave daño a la actividad de difusión, publicidad e información veraz de los objetivos del paro y vulneró el derecho fundamental a la huelga, así como el de libertad sindical, recogidos en la Constitución. A juicio de CC OO, también se vulneraron los principios básicos de funcionamiento del servicio público de televisión.

Los demandantes solicitan que, en caso de que no haya avenencia en el acto de conciliación, en el posible juicio comparezca Alfredo Urdaci, director de los servicios informativos de TVE, "por tener un conocimiento personal y directo de los hechos". La huelga general se celebró un mes antes de que Javier González Ferrari abandonara la dirección general del ente público.

La demanda, acompañada de un estudio de investigación elaborado por el grupo AIDEKA, sostiene que TVE diseñó y desplegó "una auténtica campaña de propaganda y manipulación informativa" enfocada a favorecer al Gobierno y a crear una opinión pública contraria a los sindicatos y a la huelga con el fin de obstruirla e incidir así en el seguimiento de la misma por parte de los trabajadores convocados.

Dicho estudio evidencia, según sus autores, un desequilibrio en el reparto de tiempos del Telediario-2. Las informaciones en contra de la incidencia de la huelga ocuparon 13 minutos y 12 segundos (84,7% del total), mientras que a favor se emitieron dos minutos y 23 segundos (15,3%). En el carrusel de encuestas a pie de calle opinaron 21 personas (viajeros del metro, taxistas, profesores, pacientes, comerciantes, transeúntes, estudiantes) y todas ellas expresaron una postura contraria al paro.

Tampoco los secretarios generales de UGT y CC OO tuvieron mucho tiempo para explicar su posición. Cándido Méndez apareció 14 segundos, y José María Fidalgo, 12. Por el PP, Mariano Rajoy, Rodrigo Rato y Javier Arenas compartieron 115 segundos. El líder socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, apareció 34 segundos.

Al reducir la presencia de las organizaciones sindicales a niveles insignificantes, TVE impidió a los ciudadanos acceder al conocimiento de su posición ante el paro, alega CCOO. La televisión pública "se apartó manifiesta y burdamente de los principios de veracidad, objetividad, imparcialidad, pluralismo, independencia e igualdad" a los que obliga la Constitución, argumenta la demanda.

Entre las técnicas de "desinformación y manipulación" utilizadas por TVE se detalla ocultación de datos (no se informó de los argumentos de los sindicatos, se expusieron de forma incompleta las encuestas del CIS), desvío de atención (se insistió en que el promotor de la huelga era el PSOE), falsedad en la información (se negó que la reforma laboral derogara el subsidio agrario) e intoxicación (se incidió en la presunta acción violenta de piquetes).

La demanda recuerda la doctrina del Tribunal Constitucional sobre la íntima conexión entre el derecho de libertad sindical y los de libre información y expresión. "En lugar de transmitir una información veraz", TVE "lesionó gravemente los derechos de huelga y de libertad sindical", matiza la demanda, que no reclama ningún tipo de indemnización económica. Pide que los responsables de RTVE abandonen este tipo de prácticas y, en caso de que el fallo sea favorable, se difunda en los telediarios.

Comisiones Obreras asegura también que, desde la fecha de la convocatoria de la huelga, los profesionales de RTVE recibieron por parte de la dirección instrucciones y consignas que predeterminaban el sentido de las informaciones que debían darse en torno a la misma, "cercenando así el ejercicio de su libre labor informativa".

Un portavoz de RTVE recordó ayer que antes del posible juicio se celebrará un acto de conciliación, y aseguró que la demanda "no tiene fundamento porque TVE y sus servicios informativos han sido siempre respetuosos con los principios de pluralidad, objetividad y veracidad".

Para el sindicato, el juicio tendría una especial trascendencia social, ya que las prácticas denunciadas en la demanda "se han repetido" en la cobertura de acontecimientos informativos como la tragedia del petrolero Prestige o la guerra de Irak.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de mayo de 2003