Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina pone condiciones a la publicidad de la banca extranjera

Los bancos extranjeros que operan en Argentina, entre los que se hallan las filiales del SCH y el BBVA, deberán advertir al público, mediante avisos publicitarios, si los depósitos que captan cuentan o no con el respaldo patrimonial de sus casas matrices, según lo ordena una nueva ley que fue aprobada ayer por los diputados de ese país. Si los ahorros captados poseen esa garantía, los bancos no tendrán nada que explicar a sus clientes.

La normativa despeja una polémica que se arrastra desde la instauración del fatídico corralito bancario, en diciembre de 2001, cuando cientos de ahorradores presentaron demandas contra la banca extranjera, acusándola de haber cometido fraude a través de "publicidad engañosa". Los clientes argumentaban que en los avisos que hacían esos bancos quedaba muy claro que la casa matriz garantizaba, con todo su patrimonio, la devolución de los depósitos. Los tribunales no les dieron la razón y los ahorros continuaron atrapados.

Según la nueva ley, que intenta evitar futuros malentendidos, las filiales extranjeras deben aclarar "con lectura accesible" esa falta de respaldo en todos sus avisos publicitarios (incluso en los letreros de sus locales, en los folletos y en Internet). Si no lo hacen, serán sancionadas por el Banco Central argentino.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de mayo de 2003